Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 12 de diciembre de 2017

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Y se llamaban Mahmoud y Ayaz (2012)

 

Madrid, Amargord, 2012

Portal en Facebook

“Ayaz Marhoni y Mahmud Asgari, árabes iraníes, fueron ahorcados en público en una plaza de Mashad el 19 de julio de 2005. [...] Después de las ejecuciones, algunas fuentes han señalado que Ayaz Marhoni y Mahmud Asgari eran pareja y que fueron ejecutados por realizar actos sexuales de mutuo acuerdo [...]”. Son palabras de un informe de Amnistía Internacional de 2007. Seis voces hacen memoria de unos hechos concretos. Un amor, un deseo, su persecución y su muerte. Dicen el sutil arco trazado por el hombre entre civilización y barbarie, entre tolerancia y fundamentalismo, entre amor y muerte. Poesía contra la muerte, contra el poder ciego pero también contra la hipocresía, contra una situación extrema pero que también denuncia la aprobación políticamente correcta y llena de cinismo que se vive en el Occidente secular. Al mismo tiempo, la tolerancia de estos y otros abusos a los derechos humanos por intereses geopolíticos.

Pero estos son datos, es la vida, materia de debate, política, diálogo que falta, diálogo por venir. Y se llamaban Mahmud y Ayaz es poesía. El doble tema, no el contraste, de amor y muerte, nada romántico, vuelto a explorar, a decir, es la materia verbal madurada, macerada, nada panfletaria, que José Manuel Lucía Megías explora. No pretende dar voz a los que no la tienen. Sí logra volver a decir el amor, un tema que a veces nos parece agotado. Crea una polifonía de voces que quizás, sobre todo, se plantean como ofrenda a este amor y a los ausentes. Un canto contra nuestro silencio.

Reseñas:

  • Juan Varela-Portas, en “Náufragos en tiempos ágrafos (15 de enero de 2013)
  • Agustín Calvo Galán, en Poemofilia (18 de febrero 2013)Alejandro Arrainz López, en El Librepensador (15 de marzo, 2013) 
  • Matías Escalera, en Youkali, nº 14 (2013), p. 68.
  • Ramón Irigoyen (publicado en "La voz de Galicia", Miércoles 14 de noviembre de 2012)  
  • Alberto García-Teresa  en la República Cultural (2 de octubre de 2013) (publicado también en el nº 129 de Viento Sur, octubre 2013)
  • Antonio Joaquín González, en la La Mansión del Gaviero publicado en 2 enero, 2014


    1.     Antonio Joaquín González, en la La Mansión del Gaviero publicado en

 

Y se llamaban Mahmud y Ayaz,

y tenían tan solo 17 años,

y fueron ahorcados un 19 de julio.

No lo olvidemos.

Su historia debía haberse escrito

con otros titulares, con otras fotografías.

Pero no fue así.

Llegaron llorando a la plaza.

En la furgoneta de su angustia,

llorando las lágrimas que no derramarán de viejos.

(Como tantos otros, yo he visto las fotografías).

Y llegaron como dos cachorros asustados,

temblando entre el frío de tantas miradas,

ante el abismo del final de su vida

antes incluso de haber intentado imaginarla.

 

˜™

 

Y tú siempre me decías:

"Llegará un día en que nuestras manos

no tengan que esconderse bajo las mesas,

en que no sea necesario mentirse

y quedar encadenados por anillos de bodas

y por contratos forzados y por banquetes de hiel".

 

˜™

 

Dos jóvenes.

Perseguidos en sus miradas.

Espiados en sus susurros.

Asesinados por su deseo.

 

˜™

 

¿Por qué se ha detenido nuestro tiempo?

¿Por qué el polvo de las aceras

llena de dudas mis pasos,

esos en los que busco tus huellas,

esas que se evaporan con el soplo

cotidiano de las citas y de los atascos?

Desierto con semáforos y pasos de cebra.

Ciudad sin fronteras ni horizontes.

Semilla sin tierra y tierra sin el mar de tu sonrisa.

 

˜™

 

Fueron necesarios cuatro brazos

y una soga ajena de su cobardía.

Fueron necesarios dos hombres

que escondieran sus corrompidos gestos

tras el anonimato de un pañuelo.

Fue necesario un juicio

y la rápida sentencia de muerte.

Y nuestro silencio,

no lo olvidemos.

Fue también necesario nuestro silencio.

 

Género al que pertenece la obra: Poesía
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias