Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 24 de febrero de 2018

Inicio

15 años de contribución a los Derechos Humanos

Por decimoquinto año, la Facultad de Ciencias de la Documentación ha acogido, una mesa redonda con motivo del Día Internacional de los Derechos Humanos. El responsable de esta iniciativa desde sus comienzos, el profesor Pedro López López, explica que en cada una de las ocasiones, la mesa se ha dedicado a un tema concreto, que este año ha sido los derechos emergentes, en concreto cuatro de ellos: el derecho a la renta básica, al agua, al saneamiento y a la paz. El decano de la Facultad, José Luis Gonzalo Sánchez-Molero, en un texto que leyó Inmaculada Vellosillo, secretaria académica de Documentación, recuerda que "la ética social y los derechos humanos siempre han sido un referente en los planes de estudio de este centro. Y no como un adorno, sino como una marca de calidad". Vellosillo añadió que Documentación es la única Facultad en la que se imparte una asignatura relacionada con el tema, en concreto, Derechos humanos, ciudadanía y sociedad de la información, impartida por el propio Pedro López.

 

Explicó el organizador de la mesa redonda que en 2007 hubo una declaración de derechos humanos emergentes en Monterrey, que aunque no fue una iniciativa directa de la ONU, sí que contó con el respaldo de más de setenta países y de la UNESCO. En esa declaración hay un buen número de derechos, entre ellos los tratados en la mesa y también otros como el de "resistencia a la opresión de orden militar, política, cultural...".

 

Paloma Bru, miembro del Observatorio Renta Básica de Ciudadanía de ATTAC Madrid, explicó que la renta básica hoy en día puede parecer una utopía, aunque ya fue formulada en su día por personalidades como Thomas Moore y Gandhi, y en realidad se calcula que costaría entre un 0,2 y un 0,5% del PIB, "mucho menos del 15% del PIB que se dedicó a rescatar a la banca en nuestro país".

 

De acuerdo con Bru, la renta básica se englobaría en una cuarta generación de derechos humanos, denominados también derechos complejos, entre los que estarían además el derecho a la ciudad, a la formación continua durante toda la vida, la democracia participativa y a un buen morir.

 

La renta básica tendría que ser un ingreso pagado por el Estado a todos los ciudadanos residentes en ese Estado, y sería compatible con el ingreso obtenido por el trabajo e independiente de la situación de cada individuo. Hay muchas fórmula posibles de aplicación de este dercho, peor en todas ellas se contempa que es "universal, incondicional, suficiente (por encima del umbral de la pobreza), y que garantice la protección, la dignidad, la seguridad y la libertad".

 

Ha habido algunos ensayos piloto en países como Namibia e India, y ahora hay otros en Alaska, donde todo los ciudadanos obtienen su parte del beneficio de la explotación del petróleo, Holanda y Finlandia. Lo fundamental para poder aplicarlo, de acuerdo con Bru, sería mejorar "la justicia social, la lucha contra la evasion fiscal, la presión popular y la voluntad política".

 

En cuanto al derecho al agua, Celia Fernández Aller, de la ONG ONGAWA Ingeniería para el Desarrollo Humano, recordó que hoy en día todavía hay 4.000 niños que mueren al día por enfermedades relacionadas con la falta de agua y saneamiento. Considera Fernández Aller que este es un derecho muy relacionado con la dignidad y que implica "la disponiblidad, la accesibilidad, la aceptabilidad y la calidad del agua".

 

De acuerdo con ella, el derecho del saneamiento se entiende como un derecho independiente "porque tiene especificidades distintas, y además porque cuando se entiende como el mismo derecho el del saneamiento siempre se deja de lado". Lo que implica un grave problema, porque hay "2.400 millones de personas sin un saneamiento adecuado, y eso provoca enfermedades que en determinados lugares pueden ser mortales, como la diarrea".

 

Jorge Rodríguez, profesor de la UCM y miembro de AEDIDH (Asociación Española para el Derecho Internacional de los Derechos Humanos), fue el encargado de hablar del derecho a la paz, que según él, "está ya incluido en el preámbulo de la carta de Naciones Unidas de 1945, como uno de los objetivos principales".

 

No cree el profesor que existan diferentes generaciones de derechos humanos, sino que todos ellos son los mismos, "los que representan a los derechos que tienen las otras personas". Para él sí existe, de todos modos, una jerarquia, en la que el principal derecho sería el de la vida, "el requisito fundamental para poder ejercer todos los demás". Por debajo de ese "derecho supremo" estarían los necesarios para hacerlo efectivo: "alimentación, agua, libertad ambulatoria y el derecho a la paz, que es un derecho que se viola día a día".

 

Esa violación se lleva a cabo, incluso aunque "en derecho internacional ya existe el principio a la obligación de arreglo pacífico de las controversias, y en contraposición la prohibición del uso de la fuerza". Recordó el miembro de AEDIDH que "vivir no es lo mismo que sobrevivir y que la paz no es sólo la ausencia de guerra", e informó que hay un lobby en la ONU trabajando para que se haga una declaración universal sobre el derecho humano a la paz.

 

En el debate posterior a las ponencias, se plantearon temas como la ambigüedad que existe entre el hecho de que, por ejemplo, haya muchas empresas dedicadas al saneamiento que están utilizando ese derecho concreto para hacer negocio, o la más importante de todas, que al final todo se mueve dentro de un sistema capitalista que fue el que, de acuerdo con Pedro López, creó el estado del bienestar para controlar la revolución.

 

De todos modos, reconoció el profesor que la concesión de cada derecho no ha sido un regalo, sino el resultado de una lucha, y que mientras vivamos en un mundo donde el mayor problema es la extrema desigualdad y "mientras no seamos capaces de sustituir el sistema capitalista, seguiremos arrancándole derechos".

Paloma Bru, Pedro López López, Celia Fernández Aller y Jorge Rodríguez, en la mesa redonda celebrada en la Facultad de Ciencias de la DocumentaciónPedro López López es el organizador de estas mesas redondas sobre derechos humano, desde el año 2002Paloma Bru, miembro del Observatorio Renta Básica de Ciudadanía de ATTAC Madrid, explicó que la renta básica costaría entre el 0,2 y el 0,5% del PIBJorge Rodríguez, profesor de la UCM y miembro de AEDIDH (Asociación Española para el Derecho Internacional de los Derechos Humanos), fue el encargado de hablar del derecho a la pazCelia Fernández Aller, de la ONG ONGAWA Ingeniería para el Desarrollo Humano, recordó que hoy en día todavía hay 4.000 niños que mueren al día por enfermedades relacionadas con la falta de agua y saneamiento
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685