Noticias - Biblioteca de la Facultad de Bellas Artes

Luis Mayo: Libros-Objeto del fondo de la Biblioteca de Bellas artes

10 dic 2015 - 12:03 CET

Libros-Objeto del depósito de la Biblioteca de la Facultad de Bellas Artes
Del 9 de diciembre de 2015 al 27 de enero de 2016

Luis Mayo. Libros-Objeto del fondo de la Biblioteca de Bellas Artes

En esta última exposición de 2015 y primera de 2016 se presenta parte de la colección de libros de artista donados a la Biblioteca en relación con las exposiciones que realiza en las vitrinas.

La más bella, Lalata, Pa´comer aparte: el ready made colectivo hecho libro de arte 

Los libros-objeto de Lalata son coordinados por Carmen Palacio y Manuela Martínez; cada ejemplar de Lalata es un contenedor de objetos artísticos que emplea una lata de uso alimenticio para su publicación y distribución: en cada envase metálico se conservan objetos artísticos realizados a mano por unos 20 jóvenes artistas que deben financiarse la producción de sus creaciones. Cada ejemplar se vende por un precio que oscila entre 50 y 350 euros  y los participantes obtienen un ejemplar gracias a su colaboración. Lalata se ha presentado en ARCO y en encuentros de autoedición (como el ya mítico EDITA).

La apertura excepcional y pública de los ejemplares, con abrelatas y rompiendo el metálico embalaje, es un ritual cultural apadrinado por Carmen y Manuela en el que los objetos del interior de la lata de arte se van mostrando a la luz ante un divertido auditorio: el ejemplar abierto de la Biblioteca fue rasgado precisamente en el Salón de Actos de nuestra facultad en 2005, en el marco de una conferencia sobre autoedición artística.

Pa´comer aparte es proyecto de libro-objeto realizado por jóvenes artistas de nuestra facultad: coordinada por Cecilia Moreno, Pedro Corpa y Laura María Fernández este proyecto emplea envases de la vida cotidiana (frascos de medicinas, tarteras de plástico, maletitas de juguete) que los coordinadores relacionan con un tema poético que proponen a los participantes que han de producirse su serie de objetos artísticos a cambio de un ejemplar. Este es solo uno de los parecidos con Lalata. Otras similitudes son que ambos libros-objeto:

1.      Tienen la metáfora comestible como elemento poético organizador; el libro-objeto es un manjar producido en serie, envasado o presentado como alimento de la sociedad de consumo. El etiquetado y la marca comercial propios de los precocinados de la sociedad de consumo se tornan lugar poético y fuente de equívocos artísticos.

2.      El equipo de coordinadores propone un tema monográfico sobre el que los artistas invitados participantes deben pensar y producir la serie de microobjetos artísticos que deben enviar al equipo directivo, con la condición de que tengan unas dimensiones que permitan envasarlas con el resto de obras aceptadas en la convocatoria dentro del bote contenedor de origen industrial, reconvertido ahora en mini templo para las musas del ready-made.

3.      Muchas de las obras envasadas son ejemplos de micro ready-made: muchos participantes intervienen en objetos producidos masivamente que retocan o simplemente renombran artísticamente: las baratijas del bazar chino o del "todo a un euro" son la materia prima de la que se nutren muchos de los creadores enlatados. Estos proyectos editoriales democratizan, o trivializan, el procedimiento artístico de Duchamp hasta convertir el elitista recurso dadaísta en un lugar común de la cultura popular urbana.

4.      Las tiradas de cada ejemplar se mueven entre los 50 y 350 ejemplares, de modo que una vez entregado a los participantes el libro objeto producido aún quede un remanente suficiente para su venta, entre 50 y 350 euros, generando un suave superávit para que los coordinadotes publiciten y se animen a hacer páginas web anunciadoras del objeto y de los eventos culturales que supone su presentación y apertura pública.

5.      El humor juvenil de estos proyectos colectivos hace que los eventos de autoedición resulten un atractivo fundamental de estos productos artísticos. La colaboración entre cooperativas y colectivos es muy frecuente (Lalata con La más bellaPa´comer aparte con La Canana de Pancho Villa): estudiantes de nuestro centro han encontrado aquí un lugar de encuentro creativo desenfadado y vital, grupal y liberador. 

Como colofón de este apartado hemos reservado a La más bella, revista objeto cuyo primer número se remonta a 1993. Fundada y coordinada por Pepe Murciego, es la decana inspiradora de esta corriente, cuya máquina Bellamátic es un hito del concepto. La más bella siembra en bolas fue la divertida celebración de su 30 aniversario llevada a cabo en la Trasera de nuestra facultad, en colaboración con estudiantes de los grados de Diseño y Bellas Artes, impartidos en el centro.

La desacralización inteligente del arte, el proyecto colectivo, la metáfora alimenticia (croquetas es el término de Murciego para denominar reediciones y reaprovechamientos editoriales), el tema monográfico como lugar común de inspiración para un grupo heterogéneo de readymadistas, el envasado industrial como poética plástica (el distribuidor de vending como fetiche), la sublimación de la frustración del artista joven que no logra entrar en el circuito highcult en fiesta colectiva de la cultura folklórica urbana, son hallazgos de Pepe Murciego y su bello proyecto. 

 

Libros de artista, libros de galerista: la sala Conca y la galería Estampa 

El segundo apartado de esta exposición está dedicado a los libros de artista editados por galerías de arte del circuito nacional. El galerista se transforma en editor de tiradas cortas, muy cuidadas, que implican a artistas de su cuadra y a poetas afines a la estética defendida en su local.

El caso de la lagunera sala Conca dirigida por Gonzalo Díaz es en estas líneas un homenaje a esta galería que el año pasado cerró sus puertas después de una heroica resistencia artística iniciada en 1974: Gonzalo Díaz creó y mantuvo en su entusiasta trayectoria una visión amplia y lúcida sobre el panorama artístico español, que le llevó a programar en sus salas a los internacionales Chirino o Saura con outsiders como José Manuel Martín o Hugo Pitti, y locales brillantes como Gonzalo González, Ildefonso Aguilar o Dámaso.

La Sala Conca creó una línea editorial de gran personalidad: inolvidables portadas negras con letras blancas de tipografía de la familia eurostyle bold, siempre en minúscula; papeles de gramaje potente o de colores variados que hacen tomar conciencia del soporte libro;  fotos contrastadas hasta la solarización. El diseño convierte el folleto en libro de arte al que en ocasiones se invita a intervenir al artista de la galería.  Nuestro compañero Ramón Díaz-Padilla participó como joven artista en este apasionante proyecto.

Los libros de la Biblioteca de Alejandría de la Galería Estampa fueron los que en 2003 inauguraron la sala de exposiciones de la biblioteca de nuestra facultad: Manuel Cuevas, director de la galería y editor apasionado y vocacional ha continuado, contra viento y marea, siempre al borde de la extinción, con la creación de libros de artista cuidados, primorosos y únicos: frecuentemente incorporan dibujos o collages originales de artistas afamados: entre los donados a nuestro centro los hay de Luis Gordillo. Ediciones de 200 ejemplares, papel verjurado mate, tipografías humanas, encuadernación en rama, colecciones breves de formato sorprendente y a la vez discreto (preciosos libros cuadrados de 10 x10cm.), originales de artistas implicados en la creación de la obra, poetas encendidos desconocidos para la mayoría son las señas de identidad de un proyecto editorial hermoso y suicida que se estrella repetidamente contra el zafio panorama artístico español.  Nuestro compañero Jaime Aledo ha participado en varias ocasiones en esta aventura artística creando bellísimos libros, como el abanderado argentino que disfrutamos en esta exposición.    

El cómic como libro de artista, o al revés: Olaf, sus doo-rags y Le Dernier Cri 

Objetos sonoros y las instrucciones para construirlos a partir de juguetes electrónicos de bajo coste, máquinas de ruido utilizadas por su grupo Los Caballitos de Düsseldorf, son tesoros que Olaf Ladousse ha prodigado en nuestra facultad en repetidas ocasiones. También su intermediación ha permitido contar con la presencia y las obras del colectivo marsellés Le Dernier Cri (con Pakito Bolino como alma mater) en la programación cultural de la sala de exposiciones de la Biblioteca de la Facultad en algunas temporadas.

Procedimientos del grabado tradicional (xilografía, lito- y serigrafía) aplicados al cómic, temas escatológicos, combinación de cultura popular y cultura de masas en su poética visual nos han regalado exposiciones inolvidables: su bizarro material forma parte del fondo de nuestra biblioteca.

 

Luis Mayo

Luis Mayo: Libros-Objeto del fondo de la Biblioteca de Bellas artes - 1

Volver »