Inicio Biblioteca Complutense Catálogo Cisne Colección Digital Complutense

Mujeres en la Biblioteca Histórica: Maria Gaetana Agnesi

Aurora Díez Baños 14 de Marzo de 2011 a las 14:54 h

Retrato de Agensi, tomado de The MacTutor History of Mathematics archive

Maria Gaetana Agnesi, matemática italiana del XVIII, contribuyó como otras muchas científicas al avance de las matemáticas. Niña prodigio, desde los nueve años dominaba numerosas lenguas y disciplinas científicas sobre las que debatía tesis ante una audiencia ilustrada, con una fuerte vocación religiosa que tuvo que posponer por sus deberes familiares, publicó la obra Instituzioni analitiche que la encumbraría en el universo de las matemáticas  y pasó a la historia asociada, indebidamente, a la "bruja de Agnesi". Esta es su historia. [Seguir leyendo]

 

Maria Gaetana Agnesi nació en 1718 en Milán, en el seno de una familia ilustrada y adinerada, posiblemente por el comercio de la seda. Su padre, Pietro, se esmeró en la educación de María y numerosos tutores la instruyeron en lenguas, filosofía, matemáticas, ciencia y música.

 

Estaba considerada una niña prodigio y en su adolescencia dominaba el latín, el griego, el hebreo, el francés, el español y el alemán. En los salones familiares eran muy habituales las reuniones de intelectuales organizadas por su padre y  en las que se debatían cuestiones en torno a filosofía natural. María, de carácter tímido y retraído, detestaba estas reuniones, pero, obedeciendo a su padre, participaba en ellas debatiendo con los invitados, en sus propias lenguas, tesis sobre materias tales como la teoría de la gravitación de Newton, el movimiento de los planetas, la función del hígado, el origen de las fuentes y los ríos, las mareas... Tan admirables eran sus conocimientos y su don de lenguas, así como las aptitudes musicales con las que su hermana menor Maria Teresa amenizaba los debates, que las reuniones en la casa Agnesi se hicieron famosas y alabadas por sus asistentes. Con nueve años de edad se le atribuye la autoría de un primer ensayo filosófico sobre la defensa de la formación académica de la mujer Oratio qua ostenditur artium liberalium studia femineo  sexu neutiquam abhorrere, pero se trataba de un ejercicio de traducción del italiano al latín que posteriormente memorizó y expuso en público.

 

Con apenas 20 años publica Propositiones philosophicae.... Mediolani: per Ioseph Richinum Lalatestam, 1738, un compendio de ensayos en latín sobre filosofía y ciencias naturales que recopilaba 191 tesis filosóficas sobre óptica, mecánica, astronomía, hidrostática, física... expuestas y defendidas las numerosas tertulias culturales en los salones Agnesi.

 

No obstante, Maria siempre fue una persona muy religiosa, solitaria, con vocación científica y con el firme deseo de vivir una vida sencilla, dedicada al cuidado de los más necesitados. Su formación científica siempre estuvo acompañada de la religión ya que muchos de los profesores y de los intelectuales que participaban en los debates fueron religiosos, entre los que cabe citar a los matemáticos Giovanni Saccheri y Vincenzo Ricatti (jesuitas) y a Ramiro Rampinelli. A la edad de 21 años, fallecida su madre Anna en el parto de su octavo hijo, solicitó el permiso paterno para ingresar en un convento pero su padre se negó a ello y, a cambio de no tomar los hábitos y seguir viviendo en casa, pacta con él estas tres condiciones: poder asistir a misa siempre que quisiera, vestir sencillamente y no tener que asistir a eventos sociales tales como bailes, teatro... A partir de este momento abandona las tertulias científicas, se entrega en cuerpo y alma al estudio de las matemáticas y la religión y, tras el fallecimiento de la tercera esposa de su padre asume las tareas del cuidado de la casa, de Pietro y de sus veinte hermanos y hermanastros.

 

Comienza así a escribir la que se convertiría en su obra más famosa, Instituzioni analitiche ad uso della gioventù italiana, de la que la Biblioteca Histórica conserva un ejemplar [BH FOA 2731 (v. 1) - BH FOA 2732 (v. 2)]. Se dice que el propósito original para con la obra no era el de ser publicada sino que la autora la concibió para su propio disfrute y para contribuir a la educación de sus hermanos. Con posterioridad Agnesi comentaría que habría escrito su obra en latín, en vez de en italiano, si hubiese sabido que acabaría publicada, para facilitar así su difusión por Europa.

 

En 1748 se publican sus Instituzioni analitiche, cuya edición diseña y costea la propia Maria; es más, ella directamente es quien supervisa los procesos de producción e impresión ya que la imprenta se instala en la misma casa de los Agnesi. La autora dedica su obra a la emperatriz Maria Teresa I de Austria, duquesa de Milán, orgullosa de publicar su libro en una época gobernada por una mujer.

 

La importancia de esta obra radica en ser el primer texto completo de Cálculo, que abarca desde el álgebra hasta las ecuaciones diferencias, publicado en la época. Recopila y armoniza en un único tratado, de una forma exhaustiva, precisa y coherente, los conceptos y trabajos de muchos matemáticos, dispersos hasta la fecha, a través de múltiples y clarificadores ejemplos. Los dos volúmenes de las Instituzioni analitiche, con sus más de 1.000 páginas y 50 hojas plegadas de ilustraciones, se organizan en cuatro libros: volumen 1, libro 1º, dedicado a las magnitudes finitas y que comienza con los conceptos básicos del álgebra elemental; volumen 2, que se ocupa del cálculo de infinitesimales y engloba el libro 2º, dedicado al cálculo diferencial, el libro 3º, sobre cálculo integral, y el libro 4º, que trata el método inverso de las tangentes.

 

Agnesi adquiere gran fama y prestigio entre los matemáticos europeos y su obra tiene un gran impacto en la enseñanza y es traducida a varias lenguas. El segundo volumen de sus Instituzioni analitiche fue traducido al francés por Pierre-Thomas Antelmy, con notas de Abllé Bossuet, bajo el título Traités élémentaires de calcul différentiel et de calcul intégral, traduits de l'italien de Mademoiselle Agnesi, avec des additions. A Paris : Claude Antoine  Jombert, 1775. Posteriormente, en 1801 su obra completa fue editada en inglés, traducida por John Colson, Analytical institutions by  Maria Gaetana Agnesi. Colson, profesor de Matemáticas en la Universidad de Cambridge, quedó tan impresionado por el trabajo de Agnesi quien, a pesar de su avanzada edad, comenzó a estudiar italiano con el único propósito de poder traducirlo, pero falleció en 1760 antes de que pudiera publicarlo, ocupándose de su edición y revisión John Hellis.

 

Entre los muchos ejemplos que el libro contiene y que fueron seleccionados cuidadosamente para ilustrar los enunciados teóricos, figura uno al final del primer volumen (pags. 380-382), sobre el que mucho se ha discutido y que ha colocado el nombre de Agnesi en los manuales de tablas y fórmulas matemáticas: la "bruja" de Agnesi. De hecho se trata del ejemplo de una línea curva, recogida por Agnesi en su manual, originariamente estudiada por Fermat a finales del siglo XVII y para la que Guido Grandi había dado un método de construcción a principios del XVIII.

 

El nombre "bruja" no fue otra cosa sino un error de traducción atribuible al poco conocimiento que del italiano tenía John Colson, término que a día de hoy sólo usan el inglés ("witch of Agnesi") y otros idiomas que han traducido el sustantivo del inglés (como el español, "bruja de Agnesi"). Grandi dio a la curva el nombre latino de "versoria", que significa cabo o cuerda que hace girar la vela de un barco, en honor a su forma. En italiano la llamó "versiera" y Agnesi correctamente expuso en su tratado que la curva se conocía como "la versiera", introduciendo el artículo. En su traducción Colson confundió "la versiera" por "l'avversiera" que en italiano significa bruja o demonia, nombre por el que se la conoce.  En otras lenguas se habla de la "curva" de Agnesi. La ecuación de la curva es (y = a3 / ( x2 + a2) (v. Fig. 135, Tomo. I, Tav. XXVIII).

 

En 1750 el papa Benedicto XIV, aficionado a las matemáticas, admirador de las Instituzioni analitiche y orgulloso del origen italiano de su autora, la propone para ocupar la cátedra de Matemáticas en la Universidad de Bolonia, muy probablemente como una mención honorífica a sus contribuciones científicas. Probablemente Maria nunca aceptó ni rechazó la propuesta ya que ese mismo año Pietro Agnesi enferma gravemente, falleciendo en 1752, momento en el que Maria finalmente se siente libre para desarrollar plenamente su vocación religiosa. A partir de ese momento dedicará 47 años de su vida y toda su fortuna a obras de caridad y sus estudios se centrarán en la Teología, especialmente la Patrística. Desde 1771 dirigirá el Pio Instituto Trivulzio, un hospicio en Milan de las monjas azules o agustinianas dedicadas al cuidado de pobres y enfermos, especialmente de mujeres mayores sin hogar, donde ella misma muere en la pobreza, en 1799. Si llegó a convertirse en monja, sigue siendo hoy en día un tema de controversia.

 

Este año 2011 ha sido designado por la ONU como el Año Internacional de la Química, en parte para conmemorar la concesión del Premio Nobel de Química a Marie Curie, uno de los científicos más importantes de la historia, independientemente del género. Por extensión este acontecimiento nos brinda la oportunidad de celebrar las numerosas contribuciones de las mujeres a la ciencia. He aquí, por lo tanto, este pequeño homenaje en recuerdo a una gran científica, matemática, física, políglota, una mujer que dedicó parte de su vida a su vocación científica y que aportó valiosas contribuciones a la historia de la ciencia; pero al mismo tiempo un homenaje a la niña y a la mujer que tuvo que ejercer durante una parte de su vida roles no elegidos como el de hija admirable en su niñez o el de madre dedicada a la crianza y educación de sus hermanos durante su juventud, renunciando a su propio deseo de dejar el mundo y vivir una vida religiosa plena.

 

Bibliografía:

 

  • Mazzotti, Massimo. The world of Maria Gaetana Agnesi, mathematician of God. Baltimore: Johns Hopkins University Press, 2007
  • Montejo Calvo, Mónica. Mujeres matemáticas.  [Consulta: 7 de marzo de 2011]
  • Pérez Sedeño, Eulalia. Las mujeres en la historia de la ciencia . En Quark. v.27, 2003 [Consulta: 7 de marzo de 2011]
  • Riccardi, Pietro. Biblioteca matematica italiana dalla origine della stampa ai primi anni del secolo XIX. Sala Bolognese : Arnaldo Forni, 1985
  • The MacTutor History of Mathematics Archive [Consulta: 7 de marzo de 2011]
Bookmark and Share
Ver todos los posts de: Aurora Díez Baños

Comentarios - 13

MSarabia

13
MSarabia - 18-07-2017 - 12:43:45h

No conocía la historia de Maria Gaetana Agnesi. ¡Qué mujer más adelantada a su época!

Vivalared

12
Vivalared - 13-07-2017 - 18:31:56h

Que interesante, muchas gracias

XJ

11
XJ - 13-07-2017 - 09:53:48h

Deberíamos reescribir la historia... esta vez teniendo en cuenta a las mujeres.

José

10
José - 9-07-2017 - 17:37:05h

Madame Curie fue otra mujer sobresaliente, otro caso raro.

ana marai

9
ana marai - 22-04-2017 - 11:31:27h

Siempre se ha dicho que la cultura se esconde y las mujeres las hemos tenido "olvidadas" siendo grandes pensadoras

Nerea

8
Nerea - 23-12-2016 - 09:58:18h

En su dia lo estudie en la facultad de derecho, y la verdad es que pensar en las penurias que tuve que padecer para poder ejercer libremente sin duda alguna resulta admirable.Cuando estudias este tipo de historias te das cuenta de lo afortunados que somos actualmente, la gente que se queja no valora lo que tenemos en estos momentos, universidades publicas GRATUITAS y con una calidad muy superior a la de otros paises de pago.

adriana

7
adriana - 25-10-2016 - 20:03:04h

por suerte los tiempos han cambiado y la participación de la mujer es cada vez más importante. Digo más, aunque todavia no hay igualdad plena en ese sentido (influye mucho que aun hay personas mayores con otros puntos de vista) a medida que pasen los años las cosas irán cambiando.

miriam

6
miriam - 22-08-2016 - 17:51:26h

Sin duda alguna afortunadamente hoy en dia gracias a la formacion que nos ofrecen las universidades publicas españoles la mayoria de españolas podemos gozar de una gran nivel de formacion, resulta admirable que en aquella epoca con menos recursos tambien hubiera mujeres de esa indole.

Hector

5
Hector - 22-10-2015 - 17:17:25h

Pues sí, es raro encontrar a una mujer así

Solicitud

4
Solicitud - 2-10-2015 - 12:50:00h

La verdad es que es una historia diferente, ya que la mayoría de los matemáticos son varones y hay que rebuscar para encontrar a una mujer.

Pamela Ortiz

3
Pamela Ortiz - 23-09-2015 - 05:37:46h

Este tipo de post demuestra que hay personas que aman escribir. agradezco por compartir esta bibliografía, mas aún es recordar la vida de esta maestra que por muchos años dedico su vida y su felicidad a las matemáticas. Gracias por esa intencionalidad.

Aquí

2
Aquí - 11-02-2015 - 11:05:57h

Buen artículo, muchas gracias.

todo libro antiguo

1
todo libro antiguo - 16-03-2011 - 18:40:14h

No son habituales las mujeres con formación científica en esa época. Para mí una gran desconocida. Enhorabuena


Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]