Inicio Biblioteca Complutense Catálogo Cisne Colección Digital Complutense

Ludwig II rey de Baviera: el rey loco

Daniele Ranieri 8 de Enero de 2018 a las 16:22 h

Retrato de Ludwig II el día de su coronación (1865). Autor: Von Piloty

Ludwig II nació el 25 de agosto de 1845. Príncipe bávaro de la Casa de Wittelsbach, rey de Baviera desde 1864 hasta 1886. Fue hijo del rey Maximiliano II de Baviera y de la princesa María de Prusia.

 

Como heredero de la corona, fue severamente educado por sus preceptores y sujeto a un estricto régimen de estudio y ejercicios. El príncipe llegó a ser un joven inteligente, culto y hermoso, de hecho se dice que era el hombre más bello de Baviera: alto, moreno y con una mirada fiera ; no obstante desarrolló un temperamento melancólico y huidizo.


Ludwig sucedió a su padre, Maximiliano II de Baviera, a la edad de 18 años, heredando una Baviera en declive y con una difícil posición política contra la Prusia de Bismarck. A pesar de su alianza con Austria en la Guerra de las Siete Semanas, aceptó un tratado de defensa mutua con los prusianos en 1867 después de ser derrotado. Otto von Bismarck persuadió a Ludwig de la idea de un imperio alemán, con lo que la posibilidad de independencia de Baviera se vio reducida.


Desilusionado de gobernar en la época en que le había tocado, Ludwig II encontró otro problema: la expectativa de su pueblo y de su familia de que engendrara un heredero. El nuevo rey estaba comprometido con la princesa Sofía, su prima, con la que jamás se casará. Amargado por sus fracasos políticos y por la incapacidad de generar un heredero, debido a su homosexualidad que nunca aceptará, en 1869 comenzó a llevar un diario en el que registraba sus pensamientos privados y hablaba de tentativas de suprimir sus deseos sexuales y mantenerse fiel a los dogmas católicos, pero todo esto aumentó su frustración y terminó  llevándolo  a la locura.


Ludwig II es conocido por ser el gran mecenas del compositor Richard Wagner, pero sobre todo por ser el promotor de los grandes castillos de Baviera: Linderhof, Herrenchiemsee y Neuschwanstein. Estos castillos, de nombres impronunciables, son maravillosas obras de arquitectura pero para Ludwig fueron prisiones doradas donde ocultarse para huir de las presiones que recibía. Estas gigantescas construcciones tienen un áurea mística. De hecho Ludwig, que era amante de los antiguos temas nórdicos de la música de Wagner, hizo pintar sobre los muros las historias de los antiguos poemas: nobles caballeros, héroes o el mítico pueblo de los Nibelungen cubren los muros de los castillos, única compañía que el rey se concedía. El arte está profundamente conectado con la música wagneriana. En Linderhof hay espacios solo para reproducir los poemas musicales. El más famoso es el castillo de Neuschwanstein, con 1,4 millones de visitantes anuales, donde el rey pasó los ultimos años de su reino.


El 10 de Junio del 1886, Ludwig fue declarado loco e incapaz de ejercitar sus poderes como rey. El ex-rey fue internado en un hospital psiquiátrico cerca del lago de Stanberg. Unos días después su cuerpo fue encontrado en las aguas del lago. Los médicos dijeron que fue un suicidio pero su muerte sigue siendo un misterio. Podemos hablar de este extravagante rey como el último de los románticos. Por su historia encantadora, Ludwig ha merecido los nombres de Swan King (el rey cisne) o Der MärchenKӧnig (el rey de las fabulas).


Este monarca ha llamado profundamente la atención desde entonces, hasta el punto de protagonizar una de las películas más importantes del director italiano Luchino Visconti, Ludwig II, protagonizada por el actor Helmut Berger.

 

 

Bibliografía:

 

-  King, Greg. Ludwig: genio e follia di un re. Óscar Mondadori, 1999.

-  Desing, Julius. The royal castle of Neuschwanstein. Verlag Wilhelm Kienberger Lechbruck, 1998.

-  Richter, Werner. Ludwig II : König von Bayern. Stiebner, 2001.

 

 

Bookmark and Share
Ver todos los posts de: Daniele Ranieri

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]