Inicio Biblioteca Complutense Catálogo Cisne Colección Digital Complutense

"Vivir sin leer es peligroso porque obliga a conformarse con la vida" (M. Houellebecq)

Reseñando los 200 años de un clásico: Orgullo y prejuicio

Sinololeonolocreo 17 de Septiembre de 2014 a las 10:46 h

Hay autores que crean devoción y que reúnen a quienes los degustan en iniciativas y relaciones que los creadores nunca habrían pensado. Es el caso de Jane Austen (con 5 reseñas previas a ésta en nuestro blog) que suscita iniciativas como la del blog Hablando de Jane, que el año pasado participó en la celebración del aniversario de Orgullo y Prejuicio (http://prideandprejudice200years.blogspot.com.es/).

De toda la información que se obtuvo de diferentes procedencias han escogido algunas reseñas y artículos para "inmortalizarlas" en un ebook, que puede encontrarse en http://janeausten.org.es/bookop.xhtml o en https://archive.org/details/OrgulloyPrejuicio200 con distintos formatos.

Entre las reseñas escogidas se encuentran dos que se publicaron originalmente en este blog:

Se encuentran acompañadas por:

[Seguir leyendo] Reseñando los 200 años de un clásico: Orgullo y prejuicio

Qué felices ajenos a la historia

Javier Gimeno Perelló 9 de Septiembre de 2014 a las 09:52 h

La familia de Pierre Hardelot pertenece a la burguesía francesa y es propietaria desde varias generaciones anteriores de una importante papelera en Saint-Elme, una apacible villa próxima al Canal de La Mancha. Siguiendo ancestrales costumbres, sus progenitores han escogido como esposa del joven Pierre a la hija de otra familia de la misma escala social. Pero aquél está perdidamente enamorado de Agnès, cuyo principal pero determinante defecto es pertenecer a la clase inmediatamente inferior, lo que significa carecer de dote. De modo que Pierre se debate entre los deseos de su corazón y los de sus más allegados, hasta que se decide por los primeros, dejando a su pretendiente plantada en las puertas del altar y causando gran escándalo a su familia, especialmente a su madre y a su abuelo paterno, pero también a la tranquila sociedad de su ciudad natal.

[Seguir leyendo] Qué felices ajenos a la historia

Recuerdos de un alemán en París: 1940-1944: crónica de la censura literaria nazi

Juan Carlos Suárez Quevedo 1 de Septiembre de 2014 a las 10:41 h

Gerhard Heller. Recuerdos de un alemán en París: 1940-1944: crónica de la censura literaria nazi.

En este libro, el autor, un nazi atípico muy lejos de la doctrina oficial, relata sus memorias de los años que pasó en París. Publicado por primera vez en francés en 1981, no se ha traducido al español hasta 2012, con un extenso y magnífico prólogo del historiador y escritor Fernando Castillo Cáceres.

Como perfecto conocedor de la lengua y literatura francesa y amante de su cultura, este alemán de Postdam, fue destinado a París en el otoño de 1940 como responsable de la censura literaria francesa y, al mismo tiempo, encargado de la propaganda nazi. Siendo un civil en tiempo de guerra, se le concedió el cargo de Sonderführer (teniente) de la Werhmacht para adscribirlo a los servicios de la Propaganda-Staffel en Francia. En este servicio permaneció hasta julio de 1942 en que pasó, como civil, al Instituto Alemán en París, dependiente directamente de la Embajada alemana. Desde entonces no volvió a vestir el uniforme del ejército.

[Seguir leyendo] Recuerdos de un alemán en París: 1940-1944: crónica de la censura literaria nazi

Mais Paris libéré... con republicanos españoles en primera línea

Javier Gómez López 25 de Agosto de 2014 a las 09:57 h

Imagen de "Milerenda"

"En la Porte d'Italie, cuando llegamos y una mujer gritó: 'Vive les américains!', uno de mis compañeros respondió: 'No, señora Madame, yo soy un français'" (Manuel Lozano, soldado de la "Nueve")

El 24 de agosto de 1944, tras un avance ininterrumpido de más de 200 kilómetros en un solo día, la 2éme. Division Blindée del general Leclerc consiguió llegar a las puertas de París con la compañía número 9 del 3er. Batallón del Régiment de Marche du Tchad en primera línea. La misión de esta división era asegurar los puentes sobre el Sena para facilitar la entrada de las tropas estadounidenses del general Gerow en la capital.

Leclerc, cuyo verdadero nombre era Philippe De Hauteclocque, aristócrata y militar de brillante carrera, tenía dos frases que pronunciaba con frecuencia y que no dudaba en llevar a la práctica: "No me digan que es imposible" y "No hay por qué obedecer las órdenes idiotas".

Los alemanes, por supuesto, intentaron detener el avance de las unidades francesas que plantaron cara a los cañones antitanque. Leclerc, que no estaba dispuesto a dejar a los norteamericanos el honor de entrar los primeros en la capital, dio órdenes al capitán Raymond Dronne -jefe de la compañía "Nueve" (denominada en español) porque la mayoría de sus componentes eran españoles (146 de 160)- de dirigirse hasta el mismo centro de París con las fuerzas de que pudiera disponer.

[Seguir leyendo] Mais Paris libéré... con republicanos españoles en primera línea

No se necesita la lengua para el silencio

Javier Gimeno Perelló 8 de Agosto de 2014 a las 08:40 h

De la mano de su incondicional admirador, William Faulkner, la crítica ha considerado esta novela "continuación natural" de El niño perdido, aun habiendo sido escrita antes que ésta.

Nouvelle como aquélla, autobiografía "lírica" (Antonio Mochón: "Una ausencia planetaria"), el narrador, el propio Wolfe -así, en El niño perdido-, busca denodadamente la puerta que le abra paso a su lugar en el mundo, "una puerta que sólo había que abrir pero que nunca se abría, tan sólo una puerta, una puerta que nunca encontré".

 

[Seguir leyendo] No se necesita la lengua para el silencio

Aquello seguía allí, como un veneno lento

Javier Gimeno Perelló 31 de Julio de 2014 a las 09:19 h

Inicia la autora en ésta que fue su primera novela un tema que constituirá una de las constantes a lo largo de su narrativa posterior: la decadencia de la burguesía francesa desde fines del siglo XIX hasta acabada la II Guerra Mundial. La nostalgia del paraíso perdido, la fugacidad de la pasión amorosa o el resentimiento social son otros de los temas que dan consistencia y giran en torno al principal.

[Seguir leyendo] Aquello seguía allí, como un veneno lento

Vano ayer

Andoni Calderón Rehecho 26 de Julio de 2014 a las 00:00 h

Él era una de esas personas -todos lo somos de una u otra manera- que inventa sus recuerdos hasta acabar creyéndolos ciertos, que asume un pasado extraño como propio; y eso en el fondo debería bastar para darles realidad

Un alumno y un profesor universitarios desaparecen por las mismas fechas: la época de las revueltas estudiantiles en la universidad madrileña en la epoca del franquismo. Isaac Rosa pretende desentrañar qué sucedió mediante un ejercicio metaliterario que le lleva a desvelar algunas de las claves de la España del franquismo y a las puertas de la Transición.

[Seguir leyendo] Vano ayer

A dónde se habían ido las voces, el tiempo, la luz

Javier Gimeno Perelló 17 de Julio de 2014 a las 12:15 h

"La luz vino y se fue y vino de nuevo, las atronadoras campanadas de las tres de la tarde llenaron la ciudad entera de multitudinarios bronces, las suaves brisas de abril le arrancaron láminas de arcoíris a la fuente, hasta que el surtidor volvió a palpitar en el momento en que Grover entraba en la plaza". Este magistral comienzo debería formar parte de una antología de inicios de novela.

Si hay autores capaces de narrar maravillosamente una historia en prosa poética, uno de ellos sería, sin dudarlo, el joven estadounidense Thomas Wolfe, cuyo "estilo volcánico" cautivó al propio William Faulkner, quien llegó a considerar a su coetáneo como el mejor escritor de su generación, la generación que calificó un personaje de Gertrude Stein de "perdida", a la vez que el mayor fracaso de la narrativa norteamericana por su muerte prematura en 1938, a los 38 años.

 

[Seguir leyendo] A dónde se habían ido las voces, el tiempo, la luz

La utilidad de lo inútil

Javier Gimeno Perelló 4 de Julio de 2014 a las 20:17 h

Con este oxímoron, el filósofo italiano Nuccio Ordine nos entrega un manifiesto que es una denuncia a la idea de utilitarismo que todo lo contamina y una alabanza a todo cuanto el mundo formal del dinero, los negocios y el beneficio a corto plazo considera inútil por naturaleza: el conocimiento, el saber, el arte, la ciencia, la creación, el pensamiento, la literatura.

[Seguir leyendo] La utilidad de lo inútil

Como el viento entre los almendros

Juan Carlos Suárez Quevedo 26 de Junio de 2014 a las 09:08 h

"Una novela ambientada en Palestina de la trascendencia de Cometas en el cielo". Esta cita del Huffington Post, que aparece en la cubierta del libro, parece suficientemente atractiva para comenzar a leer esta novela.

 

El título original es The Almond Tree. ¿De dónde viene esa costumbre de cambiar los títulos en las traducciones de otros idiomas al español? Este fenómeno que se daba sobre todo en los títulos de películas de hace varias décadas, parece que aún perdura. El almendro de esta novela, es un árbol que tiene casi su propia personalidad dentro de la narración, gran parte de la vida de los protagonistas la comparten con el árbol, es testigo de las vicisitudes que les ocurren; incluso le bautizan con un nombre. Lo "del viento" creo que sobra y, desvirtúa un poco el sentido del título original. Una pequeña reflexión personal, que a muchos puede parecer irrelevante.

[Seguir leyendo] Como el viento entre los almendros


Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]