Inicio Biblioteca Complutense Catálogo Cisne Colección Digital Complutense

Mi autobiobrafía / Charles Chaplin

Andoni Calderón Rehecho - 21 de Agosto de 2009 a las 12:46

El libro que presento hoy no tiene ningún valor literario relevante, no es ejemplo de corriente vanguardista alguna ni plantea temas o personajes desde una perspectiva original. Se trata más bien de un pequeño homenaje por mi parte a uno de los genios de nuestro tiempo: Charles Chaplin, que escribió su autobiografía.

Es sabido que las autobiografías (y buena parte de las biografías) son escritas para hacer autocrítica y reconocer la importancia de los demás en la vida de los retratados. La de Chaplin no escapa a esta ironía; pero al menos no se refiere a la vida de un cantante, bailarín, "artista", "comunicador"... de menos de 20 años, o a alguien que es reconocido ¿? por haber tenido algo más de 5 minutos de gloria en la televisión.

Chaplin nació a finales del XIX en una familia humilde de "actores" y llegó a alcanzar la fama universal. Nos contará sus inicios, su ascenso, sus amores (muchos, y tal vez demasiado jóvenes), el mundo del espectáculo en el que vivía.

Creador del eterno Charlot nos brindó momentos geniales, consiguiendo satirizar (o reinvindicar) al tiempo que nos hacía reír... o llorar (el final de Candilejas es representativo en la unión de ambas cosas): El chico, El gran dictador, Tiempos modernos, La quimera del oro, Monsier Verdoux... En su biografía nos comenta también cómo surgieron algunos de estos proyectos, cuáles fueron las dificultades... y las consecuencias. También aportará su particular visión del cine. No es necesario recordar sus inicios en el mundo del espéctaculo y del teatro y cómo en su paso por el cine fue testigo (y protagonista) de grandes cambios; como el paso del blanco y negro al color y, sobre todo, de la brecha entre el cine mudo y el sonoro.

 

Cabe incluir este comentario en la sección de De tal libro...¿tal película? ya que en 1992 Richar Attenborough rodó una película sobre su vida, Chaplin, en la que como paradoja su hija en la vida real, Geraldine, hizo de su madre (enferma mental y de pobreza) en la ficción.

Y, como estamos en Sinololeonolocreo, no puedo resistirme a mencionar un poema ¿surrealista? de Alberti que siempre me ha encantado: "Cita triste de Charlot", de la obra "Yo era un tonto y lo que he visto me ha hecho dos tontos".

Bookmark and Share
Ver todos los posts de: Andoni Calderón Rehecho

Comentarios - 1

Javier Pérez Iglesias

1
Javier Pérez Iglesias - 23-08-2009 - 18:33:59h

Andoni, me encanta ese poema de Alberti, como todos los de "Yo era un tonto...". Además, parece que el surrealismo sienta muy bien con estos calores que estamos pasando los que seguimos en Madrid. ¡Cómo me gustaría tener el mar guardado en un armario!
Mientras se soluciona el asunto me arreglo con lecturas, té frío, un ventilador y mucha penumbra. Feliz verano


Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]