Biblioteca Complutense

Convocatorias sexenios anteriores

Novedades en los criterios de evaluación de la convocatoria de 2016

En la convocatoria de 2016 se han introducido variaciones no sólo en lo que respecta a la autoría, sino también a los tipos de aportaciones que pueden presentarse, los criterios y las fuentes que pueden emplearse para valorar las publicaciones.

En los principios generales que afectan a todos los campos la convocatoria de 2016 ha introducido un nuevo punto: “F. Como paso previo a su valoración se establecerá si cada aportación es adecuada a la convocatoria, utiliza un medio de difusión apropiado y muestra responder a una línea de investigación coherente. Ello no implica juicio alguno sobre su calidad intrínseca, sino tan sólo constatar que se trata de una aportación evaluable”. En lo que respecta a la autoría, en esta convocatoria se hace especial hincapié en que los investigadores de todos los campos deben concretar su aportación específica en aquellas aportaciones en "multiautoría".

Novedades en el Campo 7: Ciencias Sociales, Políticas, del Comportamiento y de la Educación

A pesar de la continuidad en los criterios generales de evaluación, en el  Campo 7 se aprecia un mayor nivel de exigencia en esta convocatoria, que se concreta en los siguientes puntos:

  • En cuanto a las fuentes se sustituye la mención a Scopus por la de Scimago Journal Rank, fuente que sí clasifica a las revistas según su impacto a partir de los datos de Scopus. En esta convocatoria además desaparece la mención a diversos directorios y bases de datos españoles o europeos como referentes de calidad en la valoración de las revistas: ERIH, CIRC, DICE-CINDOC. Asimismo se elimina la alusión a la acreditación de revistas por parte de la FECYT. Únicamente se señala que: “Se podrán valorar también, pero nunca del mismo modo, revistas cuya inclusión en bases de datos especializadas constituya, a juicio del comité asesor, un claro indicio de calidad”. En el apéndice se indican los criterios que debe reunir un medio de difusión de la investigación (revista, libro, actas de congreso) para que las aportaciones que en él se incluyan puedan ser consideradas «de impacto»

  • En lo que se refiere a los artículos publicados en revistas, se observa un endurecimiento de los criterios, ya que se valorarán más las revistas incluidas en Journal Citation Reports (Social Sciences Edition) y Journal Citation Reports (Science Edition) de la Web of Science, que aquellas incluidas en el Scimago Journal Rank o en Arts and Humanities Citation Index (Web of Science). Además, se introduce la novedad de que las revistas en Scimago Journal Rank deberán ocupar “posiciones relevantes” lo que perjudica a las revistas españolas incluidas en Scopus en los últimos años y que cuentan todavía con escaso impacto.

  • Para las aportaciones en forma de monografía y capítulo de libro por primera vez se habla de cuartiles, lo que es una novedad, pues hasta ahora se reservaba a los artículos de revista. Así se especifican por primera vez las posiciones para las editoriales incluidas en Scholarly Publishers Indicators: las aportaciones tendrán que situarse en el primer cuartil para las editoriales españolas o en el primero y el segundo para las extranjeras. Además, se ha ampliado la lista de los documentos que no se consideran: no se aceptarán las ediciones de textos clásicos que no tengan clara relevancia e incluyan estudios preliminares y notas fruto de una investigación personal y supongan una aportación apreciable a su campo temático. En el caso de las actas de congreso, se aclara que no serán evaluables (al igual que en años anteriores) “ya sean publicadas en libro o en revistas como proceedings”.

Señalar también que hay cambios en el apéndice 1 que valora los Criterios que debe reunir un medio de difusión de la investigación. Si en 2015 se señalaba que “se tendrá especialmente en cuenta la progresiva indexación de las revistas en las bases de datos internacionales especializadas”, en esta convocatoria se muestra una clara preferencia por aquéllas fuentes que presenten índices: “se tendrá especialmente en cuenta la indexación de las revistas en las  bases de datos internacionales más acreditadas que las categoricen por índice de impacto y difusión”. 

Por último, recordar la importante advertencia que realiza la CNEAI en la introducción de su Resolución por la que obliga al investigador a realizar la tarea de recopilación de los indicios de calidad de sus aportaciones, advirtiendo de que el evaluador no está en la obligación de hacerlo ni considerar otros que el solicitante no haya aportado: “Los solicitantes deberán hacer explícitos los indicios de calidad que la Comisión y sus comités asesores valorarán, una vez verificada su exactitud, sin que la Comisión o los comités estén obligados (aunque eventualmente puedan hacerlo) a buscar por sí mismos indicios o datos complementarios”

Para saber más: “Sexenios 2016: aparentemente todo sigue igual“. Artículo de E. Delgado López-Cózar, Univ. de Granada


Convocatoria sexenios CNEAI 2016

La CNEAI establece anualmente los indicios de calidad y criterios de evaluación de las publicaciones científicas, específicos para cada campo y rama del conocimiento. Consulta aquí la última convocatoria (2016):

El Programa de Acreditación nacional para el acceso a los cuerpos docentes universitarios se regula por el Real Decreto 415/2015, de 29 de mayo, por el que se modifica el Real Decreto 1312/2007, de 5 de octubre


Datos convocatoria 2016

  • Plazo: Del 7 de diciembre de 2016 al 17 de enero de 2017 (12:00h.)

  • Protocolo UCM para la presentación de solicitudesSolicitudes

  • Contacto CNEAI para el campo 7: 648 214 503  (lunes a jueves de 8:30h. a 17.00h., y viernes de 8:30h. a 15:00h.)