Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 19 de octubre de 2017

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Gustavo Martín Garzo

Psicólogo de profesión, cuando recibió en 1994 el Premio Nacional de Narrativa por su novela "El lenguaje de las fuentes", ya gozaba de prestigio en los ambientes profesionales gracias a sus tres novelas anteriores, pero también debido a sus críticas literarias y a su vinculación con la revista "Un ángel más". Sin embargo, Martín Garzo se volvió un autor popular en 1999, tras la obtención del Premio Nadal por "Las historias de Marta y Fernando". Nacido en 1948 en Valladolid, se confiesa hombre metódico y sin prisas. Nunca ha abandonado su ciudad. "Cualquier lugar, ha escrito, contiene el mundo entero, los mismo conflictos, los mismos anhelos. Basta con saber mirarlos".

Datos personales

Nombre: Gustavo Martín Garzo

Portales web:

Datos complutenses

Datos litererios

Obras del género Narrativa

Premios y reconocimientos

  • 2010: IX Premio de novela Ciudad de Torrevieja, por Tan cerca del aire
  • 2008: Premio Castilla y León de las Letras.
  • 2004: Premio Nacional de Literatura infantil y juvenil, por Tres cuentos de hadas
  • 1999: Premio Nadal, por Las historias de Marta y Fernando.
  • 1995: Premio Miguel Delibes por Marea oculta
  • 1994: Premio Nacional de Literatura, por El lenguaje de las fuentes
  • 1991: Premio Emilio Hurtado en León, al mejor libro de relatos, por El amigo de las mujeres.

Biblioteca de autor

Todas las madres del mundo (2010)

Barcelona, Lumen, 2010

 

La relación de una mujer con sus hijos suele ser el reflejo de los mejores y peores trazos de su personalidad. En este manual poco ortodoxo, Garzo dibuja cincuenta retratos de madre, empezando por las "madres trapecistas", que no pueden abandonar el brillo de la carpa de un circo para dedicarse de verdad a sus hijos, siguiendo por las "madres niñas" que juegan con sus hijos como si fueran muñecas o las madres que finalmente no son madres, pues han decidido perder al hijo que esperaban, hasta las madres que ya no están, y desde el más allá se comunican con sus hijos. En estos espléndidos retratos, teñidos de ese punto de locura que distingue a Gustavo Martín Garzo en los mejores momentos de su escritura, se nos habla de todas las mujeres que han vivido o algún día vivirán la experiencia de ser madres, un hecho en apariencia simple pero que cambia el modo en que miramos el mundo y la vida.

  Todas las madres del mundo (2010)
Compártelo: Enviar a FacebookEnviar a Reporter MSNEnviar a Menéameguardar en mis favoritos de Del.icio.usAñadir a diggAñadir a technoratiguardar en los favoritos de My Yahoo!Enviar a Mister Wong

La carta cerrada (2009)

Barcelona, Lumen, 2009

Érase una vez una joven alegre, con ganas de vida y de amor. Trabajaba en una joyería de una ciudad de provincias, y no pudo resistirse a los encantos de un apuesto policía que la encandiló con sus locuras. Se casaron y tuvieron dos hijos. Acabaron viviendo en un pequeño apartamento de Valladolid, que ahora el hijo, ya mayor, recuerda con nostalgia. Vuelven a su mente los días luminosos en compañía de la madre, su figura inclinada sobre la tela que estaba cosiendo, sus charlas con las amigas y su figura esbelta que revoloteaba alrededor de las camas de los dos niños de noche, protegiéndolos de los males que la vida acarrea consigo.

Todo cambió el día en que uno de los hijos murió en un accidente que nadie pudo evitar. Desde entonces, una locura callada se infiltró en la mente de la madre. El marido, un hombre agresivo y poco dado a expresar sus sentimientos, fue viviendo de su trabajo y desahogando su amargura con otra mujer. El hijo, testigo atento de tanto dolor callado, fue creciendo hasta convertirse en un
adulto más acostumbrado al recuerdo que a la acción.
En ese mundo donde las emociones se guardan en sobres cerrados, de repente surge la posibilidad de una vía de escape: un viaje de la familia a Madrid, que la mujer aprovechará para rebelarse contra el destino que le ha tocado en suerte. El testimonio de este gesto está en una carta destinada al hijo, unas palabras que sería mejor no leer y que finalmente quedarán en la mente de quien narra como una muestra más del pacto que nos une a la vida: nadie vive como debe ni como quiere, sino como puede… El resto está a cargo de nuestra imaginación.

Novela de amor y espanto a la vez, de breves incursiones en la locura que se esconde tras los gestos cotidianos, La carta cerrada retoma los temas ya apuntados en Mi querida Eva y borra por momentos las fronteras que separan lo vivo de lo muerto, celebrando finalmente nuestra capacidad de sentir e improvisar nuevas emociones.

[Poner comentario] La carta cerrada (2009)
Compártelo: Enviar a FacebookEnviar a Reporter MSNEnviar a Menéameguardar en mis favoritos de Del.icio.usAñadir a diggAñadir a technoratiguardar en los favoritos de My Yahoo!Enviar a Mister Wong

El jardín dorado (2008)

Barcelona, Lumen, 2008

 

Hubo un tiempo en el que en la isla de Creta existió el minotauro, un monstruo con cuerpo de hombre y cabeza de toro que vivía en un laberinto y se nutría de la sangre de los jóvenes que le eran entregados en sacrificio. Sólo el valor del joven Teseo y la astucia de la hermosa Ariadna, que le entregó un ovillo de hilo para que se adentrara en el laberinto y pudiera luego volver, lograron acabar con la vida de esta criatura y liberar a los habitantes de la isla.
Eso cuenta la leyenda, pero Martín Garzo tuerce los hilos de la tradición para darnos su versión de la vida de Bruno, el monstruo. Así descubriremos el palacio de Creta, un lugar donde todo era posible y el deseo se casaba con la abundancia. Ahí conoceremos a Ariadna, la hermana gemela de Bruno, y a las otras doncellas que alegraban los días del joven. También sabremos de Artífice, el constructor del laberinto, y de Nómada, el contador de historias. Así, desde el nacimiento de Bruno hasta su muerte, vamos a oír de la boca de Ariadna una historia donde los vivos dialogan con el más allá y los animales hablan, los muñecos tienen corazón de hombre y las mujeres siguen el rastro de su propia locura por un jardín dorado donde el tiempo no tiene ley y el dolor descansa.
Con estos elementos tan dispares Martín Garzo vuelve al mundo mítico de El lenguaje de las fuentes y nos cuenta historias mágicas donde el horror y la ternura andan de la mano gracias a su gran talento de narrador.

[Seguir leyendo] El jardín dorado (2008)
Compártelo: Enviar a FacebookEnviar a Reporter MSNEnviar a Menéameguardar en mis favoritos de Del.icio.usAñadir a diggAñadir a technoratiguardar en los favoritos de My Yahoo!Enviar a Mister Wong

La calle del paraíso (2007)

El pasaje de las letras, 2007

"Estos textos han sido escrito a lo largo de estos últimos quince años. Todos ellos son encargos, lo que quiere decir que si llegué a escribirlos fue porque alguien me los pidió. Fue así, porque poco a poco, a lo largo de esos mismos años, he llegado a convertirme en un escritor profesional. Es decir, alguien que no sólo escribe lo que le apetece, sino también lo que le piden. Porque tiene que vivir de su trabajo. Nunca imaginé que pudiera pasarme esto. Siempre me gustaron los libros, pero me bastaba con leerlos.

Tampoco esperaba que lo que escribía pudiera tener otro destino que los cajones de mi mesa, o los oídos de alguna compañera de curso. Sabía que las palabras tienen el poder de enamorar, pero no que pudiera ganarse dinero con ellas. Pero un buen día terminé una novela y tuve la fortuna de publicarla. A esa novela siguieron otras y, como no me fue mal del todo, cuando quise darme cuenta había hecho de la escritura mi oficio".

 

[Poner comentario] La calle del paraíso (2007)
Compártelo: Enviar a FacebookEnviar a Reporter MSNEnviar a Menéameguardar en mis favoritos de Del.icio.usAñadir a diggAñadir a technoratiguardar en los favoritos de My Yahoo!Enviar a Mister Wong

Mi querida Eva (2006)

Barcelona, Lumen, 2006

 

Eva y Daniel eran unos adolescentes que corrían con los ojos cerrados hacia la vida y escuchaban embelesados las aventuras de Serafín, un boxeador que en su juventud colgó los guantes para seguir a una bella actriz americana hasta el otro lado del charco, y que volvió suspirando palabras apasionadas en inglés. El amor los sorprendió de repente, pero entonces no midieron bien sus fuerzas. Ahora Daniel y Eva vuelven a encontrarse por casualidad y a revivir aquel verano desde la experiencia de un hombre y una mujer maduros. Los recuerdos se acumulan, se revelan secretos que cambiaron para siempre sus vidas, y en unas pocas horas sus cuerpos frágiles ensayan los acentos olvidados de esa lengua extraña que todos llamamos amor  

[Poner comentario] Mi querida Eva (2006)
Compártelo: Enviar a FacebookEnviar a Reporter MSNEnviar a Menéameguardar en mis favoritos de Del.icio.usAñadir a diggAñadir a technoratiguardar en los favoritos de My Yahoo!Enviar a Mister Wong

Los amores imprudentes (2004)

Barcelona, Areté, 2004

 

En "Los amores imprudentes", el escritor vallisoletano traza, a través del empeño de una joven en averiguar la identidad de una mujer que aparece en una vieja foto familiar, la historia de Gloria, la hija de una alemana que al acabar la guerra civil dirigió una fábrica en un pueblo de Burgos y sólo permitió que en ella trabajaran mujeres.

La joven investigadora descubrirá que Gloria fue el gran amor de su padre, pero ¿cuál fue la razón de que la relación no tuviera un final feliz?

Alrededor de esta pregunta se desarrolla 'Los amores imprudentes', otra demostración de porqué Gustavo Martín Garzo es uno de los narradores más destacados de la actualidad.

  Los amores imprudentes (2004)
Compártelo: Enviar a FacebookEnviar a Reporter MSNEnviar a Menéameguardar en mis favoritos de Del.icio.usAñadir a diggAñadir a technoratiguardar en los favoritos de My Yahoo!Enviar a Mister Wong

Tres cuentos de hadas (2003)

 Premio nacional de Literatura infantil y Juvenil, 2004

 

Madrid, Siruela, 2003

Hubo un mundo en el que convivían los hombres y los animales. Había bosques frondosos y árboles llenos de pájaros, y duendes y elfos y gnomos y hadas bondadosas y hadas malvadas. Es en ese mundo donde tuvieron lugar las historias que cuenta Gustavo Martín Garzo, historias donde una niña se hace amiga de un ruiseñor que acaba salvándole la vida; donde un hada que envidiaba la vida de los hombres habitó en el cuerpo de una niña muerta, haciendo de su madre una mujer feliz; donde un labrador que encuentra en una cesta a la hija que había deseado, la que logra hacerse amiga de un dragón y casarse con un príncipe que encuentra en el monte...
Y todo esto sucede porque, como dice el autor, haciendo suya una antigua enseñanza de las hadas, "No hay nada, si se desea con suficiente fuerza, que no llegue a cumplirse". [Seguir leyendo] Tres cuentos de hadas (2003)
Compártelo: Enviar a FacebookEnviar a Reporter MSNEnviar a Menéameguardar en mis favoritos de Del.icio.usAñadir a diggAñadir a technoratiguardar en los favoritos de My Yahoo!Enviar a Mister Wong

El hilo azul (2001)

Madrid, Aguilar, 2001

"El hilo azul" recoge los artículos escritos para los diarios 'ABC' y 'El País' a lo largo de una década, y dedicados en su totalidad al mundo de la literatura. El titulo es una metáfora con la tinta de una pluma estilográfica que represente el hilo que une la escritura con la vida, porque para Gustavo Martín Garzo no hay un punto claro que separe los dos dominios. En el prologo, que sirve de declaración de intenciones, Garzo confiesa que aunque tiene un pensamiento más bien disperso, y sus lecturas han sido siempre desorganizadas y azarosas, han sido los escritores comentados en este libro (Kafka, Carson Mc Cullers, Emily Dickinson...) quienes que le han deparado alguna de las pasiones más intensas de toda su vida. "El hilo azul" es un canto a la literatura: se divide en seis partes. El mundo de la infancia (La calle del paraíso), el impulso creativo (La pasión de contar), la pasión por las buenas historias (El secreto de la literatura), el trasunto de los cuentos (En contra del lobo), el poder de la fabula (Recuperar lo perdido) y el homenaje a los escritores (El corazon hipotecado): distintas banderas bajo las que Martín Garzo homenajea y hace publico su amor por la literatura.  

[Seguir leyendo] El hilo azul (2001)
Compártelo: Enviar a FacebookEnviar a Reporter MSNEnviar a Menéameguardar en mis favoritos de Del.icio.usAñadir a diggAñadir a technoratiguardar en los favoritos de My Yahoo!Enviar a Mister Wong


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias