Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 19 de octubre de 2017

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Del amor tardío (2001)

Del amor tardío, Casa del Tiempo, Madrid, 2001 (hubo una preedición limitada en 2000)

 

Reúne esta publicación veintisiete sonetos de nueva creación, escritos en homenaje a la mujer y a veintiséis grandes poetas, trece del pasado y otros tantos a quienes encontré a lo largo de mi vida.

   

 

Prólogo

(extracto)

 

Los veintisiete sonetos de Del amor tardío ¾todos de nueva creación¾ quieren cumplir un doble objetivo: intentar si me es posible aún obtener fuego del majestuoso crisol del soneto, y hacer un homenaje literario a 26 poetas de lengua española. Tengo especial admiración por los trece poetas citados en la parte inicial, de mi tocayo el Arcipreste para abajo, admiración que con toda seguridad se trasluce en muchos de los sonetos. Y además de admiración, afecto y recuerdo por los otros trece que aparecen en la segunda parte. Como se verá, escribí dos, no un soneto cuando llegué a Juan Ramón Jiménez, descabalando así mi habitual número trece. Pero Juan Ramón es Juan Ramón.

Las citas de 26 poetas que anteceden a los sonetos señalan en algún modo el tono del poema, aunque de ninguna manera he tratado de imitar a los poetas citados, lo que sería impensable y seguramente imposible. En un caso, he contrapuesto una cita de Bécquer a otra, semejante pero distinta, de Alexander Pushkin.

Los poetas a quienes rindo homenaje en la primera serie son los diez "poetas-fuente" de mi libro Poetas del pasado (Río Aulencia, Madrid, 1993), más Jorge Manrique, Lope de Vega y García Lorca.

En la segunda serie, recuerdo y cito a trece poetas actuales de otros tantos países en que se habla español. No son ellos necesariamente los más famosos (cualquiera que sea el valor de esa calificación), sino aquellos, siempre excelentes, que, aparte de interesarme literariamente, han sido casi todos admirados por mí. Por eso he debido, en tantos países en los que tengo varios amigos poetas, decidirme por uno de ellos, a veces desgraciadamente desaparecido. Pero podría igualmente haber elegido a otros varios; sólo mi selección para España sería invariable. (...)

También, he concebido los diversos poemas del libro: como distintas manifestaciones de mi forma de entender el amor, a veces un enigma para mí mismo, otras directa y llena de pasión. Quede claro que el aspecto corporal que se incorpora ¾mientras se pueda¾ a sus otras manifestaciones se me aparece como un faro brillante y consolador.  

En cuanto al soneto, forma poética elegida en esta ocasión como vehículo de mis ideas, lo creo una gran forma poética, aunque quizás de alcance limitado; claro que cualquiera de ellas lo es. Pero seguramente, del verso único al Mahabarata, toda estructura  versal puede acomodar lo que el poeta desee: sólo es preciso que sea capaz. Además, el soneto tiene la doble ventaja de ser breve y preciso: muy pronto se conoce si el poeta sabe lo que se hace (y lo que se dice), formal, estilística y literariamente. Y ocupa poco espacio: algo excelente para los bosques.

He utilizado distintas técnicas compositivas en estas 7ª y 8ª de mis series de trece sonetos (que había prometido no continuar; véase de qué valen los propósitos del poeta). Casi todos ellos siguen el modelo canónico, pero también los hay en eneasílabos, dodecasílabos, alejandrinos e incluso anfíbracos dodecasílabos de pie quebrado. Aunque he tratado de no duplicar las rimas, me ha sido inevitable en muchos casos: así, de un total de 134 consonancias posibles, sólo hay 109 distintas.De igual modo, intenté limitar el número de epítetos; el promedio ha resultado de 5,4 de ellos por soneto (desde luego mayor que mi deseo).

 

 

Tres sonetos

 

 

Entusiasmo y maña

(2001)

 

                                                         Vine a la vida, se me encontró desnuda, busqué la vida

                                                         José Roberto Cea (El Salvador)           

 

Que no se rompe, no, que no se quiebra

la espadita del ñato Don Juan Pablo.

Es ducho en su manejo, es un diablo

en lo bien que la mueve y que la enhebra.

 

Mas ha mérito igual que esa culebra

la flor preciosa que alza ante el venablo

la Petrita; de miel unta su establo

y al garañón me lo convierte en cebra.

 

En lance tan completo pasan horas

Juan Pablo y la Petrita en su cabaña,

como hacían pastores y pastoras.

 

Y me pregunto, viendo el torbellino

en que derrochan entusiasmo y maña:

¿es que hay juego más sano ni más fino?

 

 

El plectro de su mano 

(2001)

                                                                 

                                                                          Primero era Dios

                                                                          (Ángela Reyes, España)

 

Antes que la verdad fue la mentira,

amante de memoria rencorosa.

En su nicho habitó, cerró la losa,

grabó su signo, maceró su ira.

 

Nada la perturbó. Pero una lira

amada de los Hados, en la fosa

alzó su gracia, su perfil de rosa,

de fanal que sin pausa gira y gira.

 

Al fin se izó la faz, la siempre eterna,

menos de Dios que de su impar silencio,

aquél que desde el Caos nos gobierna.

 

Incesante, del plectro de su mano,

mujer sutil de voz que reverencio,

acelero mis pulsos, sobrehumano.

 

 

Uno por uno 

(2001)

 

                                                                            Todos los que te amaron se perdieron  

                                                                             Víctor Sandoval (México)

 

A todos nos gustaba Pilarín.

Espigada, graciosa, coquetuela,

cuando el colegio fuimos en su estela

buques al pairo, zozobrando al fin.

 

Aunque su seso fuese de aserrín,

éramos llama trémula de vela

con sólo un movimiento de la tela

de su falda de lindo serafín.

 

Todos detrás, con la razón esclava,

sin orgullo ni hombría ni memoria,

celosos todos y con paz ninguno.

 

Sí, Pilarín a todos nos gustaba.

Muchos años hablamos de esa historia,

pero nos hemos muerto uno por uno.  

 

Género al que pertenece la obra: Poesía
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias