Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 24 de junio de 2017

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

26 canciones (1993)

 

26 canciones, El Foro de la Encina, Villanueva de la Cañada, Madrid, 1993.

 

Textos de cuarenta (¡no 26!) canciones escritas hasta 1993, la mayor parte musicalizadas también por mí; trece ellas aparecieron en el CD "Espiga de trigo".

 

 

Introducción

Toda mi vida -ay, hasta estos pasados años- me ha encantado cantar. No que lo hiciese muy bien, sino simplemente porque me gustó. Incluso compuse canciones, al antiguo estilo, claro; nada de pop, o rock. Vamos, lo que llamo yo "baladas" y que no estoy muy seguro de que lo sean.

 

Aquí he reunido los textos de cómo cuarenta de ellas -no veintiséis como dice la portada de la plaqueta-; de la mayor parte de las cuales pergeñé también la música. Datan desde el remoto 1950 hasta 1999.

 

Y no sin esfuerzo de mi bien amigo Félix Gómez Romanza, que hizo los arreglos musicales pertinentes, se grabaron trece de ellas en el CD Espiga de trigo, que figura en esta edición, con una muestra de su música. Lástima que la arquitectura de este espacio no permita aún la inclusión de música. 

 

Desde luego, sólo mi benevolente mirada sobre esos textos permite que se incluyan en una edición de poemas.

 

 

Tres canciones

 

 

Mariposa 

(1952)

 

Estribillo:

Son tus manos cuando me acarician

mariposas en vuelo ideal.

Yo no quiero que escapen, que vuelen

las mariposas al mar.

 

I

Mariposa gentil parecías

aquel día, muy cerca de mí.

"Ven conmigo", llamaba mi fiebre,

"queda siempre aquí".

Esa noche dijiste: "te quiero".

Por favor, dímelo muchas más.

Vuela siempre conmigo, a mi lado,

no me dejes ya.

 

II

 

Una noche mi infiel mariposa

a otras flores de pronto voló.

Yo buscaba, buscaba en la sombra

mas no regresó.

 

Si sus alas de veinte colores

algún día tornaran a mí,

sé que, débil de amor, volvería

su amor a pedir.

 

(Madrid, 1952, letra y música)

 

 

Chiquita azul                                        

(1968) 

 

Estribillo:

Yo te amaré, yo te amaré.

Entre mis brazos, mi azul,

mi amor te hará crecer más,

y de muy cerca hasta el sol

y las estrellas verás.

Yo te amaré, yo te amaré.

 

I

 

Chiquita azul,

como una flor,

como una joya

así eres tú.

No importa que

¾mi amor azul¾

tan chica seas,

yo te amaré.

 

II

 

La tarde es gris,

murió el color,

las aves duermen,

el sol se fue.

Pero una luz,

brillante, azul,

despierta mi alma,

yo te amaré.

 

(Santiago, Chile, 1968, letra y música)

 

 

Sevillanas 

(Varios años)

 

Me duelen todos los huesos, / los huesos del corazón.

Los huesos del corazón / me duelen todos los huesos / como a Cristo le dolió.  / A Él le pusieron espinas, / tu a mí veneno de amor.

 

Hasta una nube pequeña / se puede tragar el Sol.

Se puede tragar el Sol / hasta una nube pequeña / y dejarle sin color.  / Ten cuidado, no se traguen / tus celos a nuestro amor.

 

Hay una paloma negra / que escapó del palomar.

Que escapó del palomar / hay una paloma negra / en busca de libertad. / Vete con Dios, amor mío / si ya no me quieres más.

 

A la Feria de Sevilla / vine a buscar la canción.

Vine a buscar la canción / a la Feria de Sevilla, / coplas de vino y amor. / La canción ya me la llevo; / aquí dejo el corazón.

 

¿Por qué te pregunto siempre / hasta cuándo me querrás?

¿Hasta cuándo me querrás / por qué te pregunto siempre, / si sé que te has de enfadar? / ¡Mira que soy un masoca / y no lo puedo aguantar!

 

¡Qué derechos van los surcos / caminito de la mar!

Caminito de la mar, / ¡qué derechos van los surcos, / cómo me hacen de llorar! / ¡Con los surcos se va mi alma / y en las olas se ahogará!

 

Barquita varada en tierra / que nunca el mar has de ver.

Que nunca el mar has de ver, / barquita varada en tierra, / sin quilla y sin timonel. / Boga en las nubes de plata / por el cielo de papel.

 

Con barros de todo el mundo / he llenado yo mi alfar.

He llenado yo mi alfar / con barros de todo el mundo / y todos no han de bastar / para un lebrillo en que guarde / lo que me hiciste llorar.

 

Niña que llora en silencio / orilla el Guadalquivir.

Orilla el Guadalquivir, / niña que llora en silencio / como si fuera a morir, / dile "mujer, no me llores", / que 'niña' no has de decir.

 

Verdes canas me han salido / de tanto tu amor soñar.

De tanto tu amor soñar, / verdes canas me han salido / y muchas que me saldrán. / Tú eres veleta en el viento / y yo piedra bajo el mar.

 

Olivo que echas raíces / en medio del arenal.

En medio del arenal, / olivo que echas raíces / y de sed te morirás... / Así muero en mi desierto, / sin amor y en soledad.

 

Cuando regresa un amigo / nace en el alma un vergel.

Nace en el alma un vergel / cuando regresa un amigo, / ése que un día se fue, / que es la amistad una lluvia, / si es la del amigo fiel.

 

Cabrita que tira al monte / puede un día tropezar.

Puede un día tropezar, / cabrita que tira al monte / y no levantarse más. / Quienes salgan del camino / que se apliquen el cantar.

 

La risa de mi muñeca / me devuelve a la niñez.

Me devuelve a la niñez / la risa de mi muñeca, / quiero reír otra vez. / Más no puedo, que mi amado / nunca más ya lo veré.

 

Hay puentes para los valles, / hay azul para la mar.

Hay azul para la mar, / hay puentes para los valles, / hay, para el agua, la sal. / Para el daño que me hiciste / otro amor seguro habrá.

 

Una pena que yo tengo / me destroza el corazón.

Me destroza el corazón / una pena que yo tengo, / una penita de amor. / Pero el sol salió entre nubes / y la pena se olvidó.

 

Estribillo

El mundo es una naranja / una naranja de amor / que van los hombres mordiendo / poco a poco, y consumiendo / los gajos del corazón.

 

(Nadrid/Sevilla/Marbella, de 1992 a 2006, letra; música, la de "Cuando un amigo se va")

 

Género al que pertenece la obra: Poesía
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias