Francisco Suárez, precursor del pensamiento filosófico moderno (1548-1617)

"Puedo afirmar ante todas cosas y así lo afirmaré siempre, que mi único intento, que he procurado realizar sin retroceder ante trabajo o esfuerzo alguno, fué conocer y hacer conocer la verdad y ella sola. Hasta ahora no ha sugerido el espíritu de partido ninguna de mis opiniones, ni las sugiere hoy día: pues en ellas no he buscado sino la verdad, y deseo que cuantos lean mis obras no busquen en ellas otra cosa. Con eso, cristianos lectores, no os turbaréis cuando veáis autores igualmente piadosos y caballeros, que siguen opiniones diversas y aun opuestas. Hemos oído y comprobado que aún los grandes santos, en cosas que no estaban fijadas por la fe, sustentaron pareceres diversos. Pero todos nosotros no pretendemos sino investigar y alcanzar la verdad, y si entre nosotros hay diversidad y oposición de doctrinas, la unidad de fin común ha de hacer que no padezca por ello la caridad cristiana ni queden divididos los corazones"

(De Verbo Incanato, Lyon, Cardón, MDCXIV: Ad eundem lectorem de hac posteriora editione admonitio. Ed. Vives, VII, 7)