Libros y más

Te interesa

Lectura recomendada

¿Qué bibliotecario no se pararía ante semejante título? (Sinololeonolocreo)

Yo, obviamente, sucumbí a los encantos de tan sugerente denominación.

Para cualquier persona que se dedique a los libros, ya sea desde el punto de vista de escritor, editor, bibliotecario o para cualquier lector, por qué no, un título como La biblioteca de los libros rechazados ejerce una atracción irresistible.

Ahora bien, los que llevamos los libros en nuestra mochila profesional, en nuestro quehacer diario, vemos a esos objetos como a nuestros hijos, nuestros pequeños (aunque tengan tanta edad como un códice medieval o un incunable) a los que debemos cuidar, atender, e incluso mimar.

Con estas premisas, el que yo leyera "los libros rechazados" supuso un cierto dolor, una pena ante estas pobres "criaturas" que parece que alguien había abandonado. Es como si hubiesen abandonado a mi animal-mascota.

No en vano los libros, al igual que los animales domésticos, son seres desvalidos, desamparados, desprotegidos, vulnerables y no voy a decir que con sentimientos, para que nadie piense que he perdido la razón. Pero los profesionales de los libros sí que sentimos (me tomo el atrevimiento de hablar en mi nombre y en el de todos mis colegas) y nos parece que sin nosotros los libros no podrían vivir. Yo veo que es el personal bibliotecario quien ayuda al libro en su camino de la editorial o librería a la biblioteca, quien le acompaña de la mesa del despacho al estante que será su hogar durante mucho tiempo, quien se preocupa de clasificarlo correctamente para que ocupe el lugar adecuado junto a sus compañeros, quien vela para que vuelva a su sitio correcto después de que un usuario se lo haya llevado en préstamo. Al leer este título, sentí el tremendo deseo de "ocuparme" de esos "hijos desamparados" de la novela; al menos, de averiguar qué había pasado con ellos, quiénes eran esos seres desvalidos, abandonados, "rechazados". Y así me sumergí en la novela, que empieza hablando de otro autor y de otra historia de libros rechazados.