Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Miércoles, 20 de septiembre de 2017

Inicio | ¡Buenos días! (Presentación por Miquel Barceló) | ¿Quiénes somos? | ¿Cómo puedo participar? | Aviso legal | Revistas culturales

Los mitos de creación en Star Trek y 2001

Creo que lo sagrado se esconde tras lo profano, del mismo modo que, para Freud o Marx, lo profano se enmascaraba tras lo sagrado. Creo que es completamente legítimo acotar en ciertas novelas los esquemas de ciertos ritos iniciáticos. Pero ahí nos encontramos ante un problema importante. Espero que alguien se decida a abordarlo: descifrar el ocultamiento de lo sagrado en el mundo desacralizado.

Mircea Eliade
"la prueba del laberinto"

En el principio los dioses crearon al hombre a su imagen y semejanza. Por lo menos, eso es lo que nos dicen la Biblia y miles de otros mitos alrededor del mundo. Nosotros, hombres modernos, estamos más allá de estas creencias, y pensamos que la ciencia explica todo. Pero la ciencia ficción, si bien está "teóricamente" basada en la ciencia, repite estos mitos universales y primitivos. Todas las religiones intentan explicar lo mismo. ¿De donde venimos?, ¿A donde vamos?, ¿Qué sentido tiene la vida? ¿Cómo explicamos el sufrimiento en el mundo? Si ahora las cosas van mal ¿Qué debemos esperar, que las cosas sigan mal o todo va a mejorar? ¿Dónde está Dios y por qué permite que todo esto tan terrible pase? La moda actual es ignorar esas preguntas. La ciencia nos da respuestas a algunas de ellas, pero no son definitivas, son hipótesis que no fueron probadas. La creación del universo por el Big Bang sólo posterga la pregunta. ¿Y el Big Bang de dónde salió? La vida fue creada por "el azar y la necesidad", según los biólogos. Incluso el Big Bang se supone fruto de un azar cuántico. Respuestas insuficientes a sólo una de las preguntas, la de la creación. Si venimos del azar, del caos, sólo podemos esperar más caos en el futuro. Es lógico, pero la mente humana no funciona así. Necesita encontrar orden, aún cuando no haya ninguno. ¿Podemos levantarnos todos los días para ir al trabajo, si pensamos que en realidad todo ese esfuerzo es inútil, sin sentido, y el mundo puede terminar mañana mismo? Evidentemente la ciencia no nos da una respuesta a esta pregunta.

Por otro lado, ante una crisis existencial, las grandes preguntas de la vida, el sufrimiento propio y de otros, podemos hacer lo mismo que se hizo durante toda la historia. Prender la televisión y ver Star Trek. O sea, lo que muchos llaman "evasión". Simplemente escapar de nuestra realidad cotidiana y entrar a un universo ficticio donde los problemas que nos hacen sufrir todos los días ya fueron resueltos.

Las grandes preguntas de la humanidad están contestadas en esta franquicia multimedia norteamericana. Por supuesto, es "otra" respuesta, una más de las miles y miles que existen. Nos interesa esta en particular porque se trata de un universo ficcional conocido y compartido por muchísima gente. No necesariamente el mejor, más elaborado o el que explica más cosas. Si queremos tener idea de lo que hay en el "inconsciente colectivo" de la humanidad actual, me parece útil conocer los mitos expresados en las grandes historias modernas, grandes por populares. Lo que la ciencia, el sistema de creencias aceptado como válido en el presente, no nos puede explicar, lo encontramos en la ficción. Y por supuesto acá vemos claramente la utilidad del matrimonio ciencia-ficción. La ciencia es la verdad aceptada actualmente. Pero como no nos explica todo lo que queremos saber, o más bien lo que necesitamos saber para poder soportar el peso de la existencia, agregamos la "ficción".

Por suerte para este ensayista, todo lo que necesitamos saber sobre mitología en Star Trek lo encontramos básicamente en dos obras. La película "Star Trek: First Contact" y el episodio 20 de la temporada 6 de Star Trek: The New Generation, "The chase".

Dios se revela al hombre (y tambien al klingon)

Empecemos por esta última. Una gran pregunta para el fanático de Star Trek, es por qué los extraterrestres siempre son humanoides, o sea parecidísimos a nosotros, pero con apliques de látex en su cara. Por supuesto, hablar de la cuestión de presupuesto y comodidad para crear efectos especiales, significaría salirnos de la ficción para explicar la misma. Necesitamos una explicación interna, coherente dentro del universo imaginario. Esta fue surgiendo con el tiempo dentro de la serie, pero la explicación más completa y, podríamos decir, la demostración científica con pruebas y todo está en "The chase". Obviamente, es una demostración ficticia con pruebas ficticias, pero es "real" dentro del universo ST.

En este episodio nuestro héroe, el Capitán Picard, es invitado a una exploración arqueológica. Sus compromisos con la flota estelar impiden que se sume a esta expedición. Pero el repentino interés de varias especies extraterrestres en esta investigación lo obligan a buscar la respuesta al misterio. La historia gira en torno a una especie de búsqueda del tesoro galáctica. Visitan una gran cantidad de sistemas solares para recolectar especímenes de ADN de distintas razas en varios planetas. Teóricamente sin ninguna relación entre ellos, pero el análisis de los primeros fragmentos revela que hay un mensaje escondido, y que necesitan completar la secuencia de muestras de ADN para poder conocerlo. Tras una serie de alianzas, luchas y escaramuzas entre las especies interesadas, algunas amigas de Picard, otras enemigas, logran completar el mensaje. Por supuesto que esta estructura de historia corresponde a un "camino del héroe" clásico al estilo Campbell, (¡con apoteosis y todo!) pero no es lo que nos interesa en este momento, así que lo dejamos para una futura nota.

Concentrémonos en el mensaje en sí. Después de completar la búsqueda, aparece el mensaje: el holograma de un ser visiblemente femenino, de ropas y piel blancas, humanoide, que da un discurso. Es una Teofanía, una aparición de Dios. Acá podemos pensar inmediatamente en las grandes diosas madres de la tradición agraria, como la Pacha Mama sudamericana, la Hécate europea, la misma Virgen María tan popular entre las culturas latinoamericanas y del sur de Europa. Y el mensaje es que ella representa a la "raza madre". Son quienes crearon las distintas "humanidades" de la galaxia a su imagen y semejanza. Lamentablemente el misterio del origen del Universo va a tener que esperar. Lo que obtenemos es la respuesta a la pregunta del origen de la vida, y de la inteligencia. Es interesante notar que, alineados con la creencia en la Ciencia, la respuesta viene del estudio del ADN.

Discurso de la Diosa Madre

Se preguntarán quiénes somos, por qué hicimos esto, por qué estoy ahora aquí ante ustedes, la imagen grabada de un ser tan antiguo. La vida evolucionó en mi planeta antes que en los demás en esta parte de la galaxia. Salimos de nuestro mundo, exploramos las estrellas y no encontramos seres como nosotros. Nuestra civilización prosperó durante siglos. Pero ¿qué es la vida de una raza comparada con la vasta extensión del tiempo cósmico? Sabíamos que un día desapareceríamos, que no quedaría nada de nosotros.

Así que los dejamos a ustedes. Nuestros científicos sembraron los mares de muchos mundos, donde la vida estaba en su infancia. Los códigos semilla dirigieron vuestra evolución hacia una forma física similar a la nuestra. A este cuerpo que ven ante ustedes, que tiene una forma parecida a la de ustedes porque son el resultado final.

Los códigos semilla también contenían este mensaje que esparcimos en fragmentos en muchos mundos diferentes. Esperábamos que vinieran juntos como amigos y hermanos a escuchar este mensaje.

Y si ustedes pueden verme, nuestra esperanza se ha cumplido. Son un monumento, no a nuestra grandeza, sino a nuestra existencia. Éste era nuestro deseo, que también vivan y mantuvieran vivo nuestro recuerdo. Estamos en cada uno de ustedes, y, por lo tanto, todos están en cada uno. No nos olviden.

Es muy interesante agregar que inmediatamente después de este discurso, cuando el "dios" se va, el representante Klingon dice "¿Esto es todo? ¡Si no estuviera muerta, la mataría!" El personaje conoce a Dios y su primera reacción es "matar a Dios". Otra vez nos metemos en un simbolismo que excede el objetivo de este trabajo, pero recordemos a Cristo en la cruz, y a Nietzsche cuando declaró muerto a Dios, entre tantos otros ejemplos menos conocidos.

2001: el mono baja del arbol y se sube a las estrellas

Conviene comparar esto con otra creación cultural muy conocida y que en cierta forma inició lo que podemos llamar una edad moderna del cine de ciencia ficción. La unión de dos grandes creadores, Arthur C. Clarke y Stanley Kubrick, nos dio esta gran obra, "2001 odisea del espacio". El tema es la creación de una inteligencia por parte de otra. Todos recordarán a Hal 9000, la computadora inteligente, creada por los humanos para dirigir la nave espacial que llevaría a la humanidad a los distintos planetas del sistema solar. Una computadora que "peca" rebelándose contra sus creadores, algo muy similar al pecado original de la Biblia. Hal se considera más capacitada que sus compañeros (y creadores) humanos para terminar la misión a Júpiter "y más allá del infinito". Por eso decide eliminarlos a todos, efectivamente, Hal desea matar a sus creadores, amos o padres. Pero esta trama no es tan importante para lo que estamos discutiendo, si bien es un eco del tema principal. En el principio de la película vemos un grupo de monos, pre-humanos. Un misterioso monolito negro aparece de repente, y cambia sus vidas para siempre. Según lo que se explica más claramente en la novelización de Arthur Clarke, este monolito es un emisario de una civilización muy poderosa y avanzada. Volvemos a encontrarnos ante la presencia de los Dioses. Este artefacto extraterrestre modifica a los monos, les otorga una inteligencia superior, con lo cual empieza la humanidad como tal. Otra vez, los Dioses crean a la humanidad.

Años después, cuatro millones según la película, los científicos terrestres, descendientes de estos monos, encuentran otro monolito en la luna. Este artefacto extraterrestre, cuando es descubierto, envía una señal hacia el espacio, que los científicos rastrean y descubren que está destinada a un punto dentro del sistema solar. La misión del Discovery, la nave espacial cuyo cerebro es la computadora inteligente Hal 9000, es encontrar ese misterioso ente extraterrestre que parece esconderse en las cercanías del planeta Júpiter. Hal 9000 falla, o "peca", debe ser desconectada, y el astronauta Bowman es el que finalmente descubre un tercer monolito, en órbita alrededor de Júpiter. Este es un "portal de las estrellas". Entrando en él, el astronauta se ve transportado a través de lugares extraños y psicodélicos, suponemos que por el espacio interestelar, hasta que llega a una especie de habitación de hotel. La película explica poco al respecto, por suerte en la novelización está todo más claro. Lo que sucede es que el monolito otra vez produce una modificación en el astronauta, crea una nueva especie inteligente simbolizada por el "bebé cósmico" que aparece al final de la película observando el planeta Tierra. En 2001 se expresa la misma idea que en "The chase": los extraterrestres, o "dioses", crean a la humanidad y van asistiendo a su evolución, paso por paso, a través de los millones de años. Este tema de la evolución asistida por seres superiores es muy claro en otra obra muy famosa de Clarke, "El fin de la infancia".

En 2001 vemos una primera creación y luego una segunda, la primera es el paso de los monos a humanos, la segunda es el paso de la humanidad hacia una nueva forma, "el bebé cósmico". Esta estructura cíclica de creación tras creación nos lleva al próximo tema:

El mito del eterno retorno

Otro de los mitos fundamentales en la historia de la humanidad es el "mito del eterno retorno". El mundo es creado, se va contaminando por el pecado, se degrada, para usar una metáfora científica, es víctima de las leyes de la termodinámica, con el tiempo la entropía aumenta. El mundo entonces es destruido, sea por intervención divina, por negligencia de sus habitantes, o por una acción concreta de guerra. Después del fin del mundo, Dios se ve obligado a volver y arreglar todo, volver a crear el paraíso original y salvar a los justos, los que se lo merecen, de la muerte y destrucción. Estos ciclos se repiten eternamente. De nuevo la misma estructura cíclica de creación del mundo y re-creación o evolución, ayudados por extraterrestres (el monolito), en la película 2001.

En la Biblia por ejemplo, lo encontramos montones de veces. En la época de Noé, la humanidad está sumergida en el pecado, Dios debe destruirla y salva a los "justos", Noé y familia, y restaura el mundo. En otro momento los hebreos se portan mal y los egipcios los toman de esclavos. Dios manda a Moisés a salvarlos y les entrega la "tierra prometida, donde corren ríos de leche y miel". Luego pasa de nuevo, son esclavizados en Babilonia por sus pecados y luego salvados nuevamente. Los romanos vuelven a esclavizarlos y viene Cristo (Dios en persona) a salvarlos. En el libro del Apocalipsis está la promesa de un nuevo paraíso terrenal y el "milenio de paz", por supuesto conseguidos después de una destrucción casi total del mundo tal como lo conocemos.

Ahora está de moda el calendario Maya. Según los antiguos mayas, y los seguidores modernos de Quetzalcoatl, en el año 2012 se termina el mundo. Por lo menos se termina tal como lo conocemos. Es una de las características del mito del Eterno Retorno. El mundo nunca se termina del todo, es el final de "las cosas como son ahora", incluyendo la muerte de gran parte de la población mundial. Según las matemáticas del calendario Maya, en el año 2012 empieza la era del Sexto Sol, cuando el dios Quetzalcoatl volverá a encarnarse y liderará a la humanidad en una nueva edad de oro donde los humanos estarán en contacto con la divinidad. Es exactamente lo que promete el Apocalipsis cristiano, con la vuelta de Jesús y la resurrección de los muertos. O quizá también nos convenga recordar la famosa "era de acuario" que prometían los místicos de los años 60.

Marx, el creador del comunismo, propone algo concreto contra el infierno de la esclavitud que es el trabajo para el pueblo. Propone y predice la revolución del proletariado, un mundo ideal donde los trabajadores recibirán su recompensa por los sufrimientos causados por la burguesía, el capitalismo y la codicia humana. Un cielo en la tierra, en fin. Pero... ¿No quería Marx abolir la religión? ¿Entonces por qué el Marxismo es tan parecido a las religiones que nos dicen que aguantemos por ahora el sufrimiento porque ya viene Dios a la tierra a arreglar todo, a re-hacer un paraíso terrenal? Probablemente, porque así funciona la mente humana. Si a uno le falta lo que necesita, puede imaginarse que eso vendrá en el futuro, y esa esperanza lo mantiene vivo.

El apocalipsis según el capitan Picard

Después de este paseo por los mitos del pasado, quizá nos resulte más claro buscar las mismas creencias en la Ciencia Ficción. Volvemos a Star Trek. Durante las series, la original y la nueva generación, vamos enterándonos de detalles de la historia, pasada según el punto de vista de los protagonistas, pero el futuro según nuestra época. Muchas de las menciones históricas que se hacen a lo largo de los capítulos de la serie son bastante contradictorias. De todas formas, hay una especie de cronología oficial, que es la que vamos a tratar de usar acá. Y está la película "Star Trek Primer Contacto" que aclara y nos cuenta esos hechos históricos gracias al recurso de viajar en el tiempo.

El primer evento de estos que nos interesan, es la "guerra eugénica" donde una potencia crea un ejército de super-soldados por ingeniería genética. Esta guerra empieza en 1992 y termina en 1996. Notarán que ambas fechas están en "nuestro" pasado, pero es el futuro de la época de emisión de la primera serie. Después tenemos la tercera guerra mundial, donde mueren 600 millones de personas, la cual termina en 2053. Aquí tenemos el punto donde termina el mundo. Muy poco después va a empezar el "nuevo mundo", la edad de oro. Justamente lo que caracteriza la edad de oro, es que es una época de abundancia, el fin del dinero y la pobreza, y los viajes espaciales gracias a la invención del "motor warp" que permite alcanzar velocidades mayores a la de la luz. El evento que inicia todo esto ocurre en el año 2063, diez años después de la tercera guerra mundial. Zefram Cochrane es el héroe mítico que inventa el motor warp, y durante su primer vuelo los vulcanos establecen el primer contacto con la humanidad. Ellos son una raza extraterrestre caracterizada por su sabiduría y lógica, pacifistas y científicos. No está de más comparar a los filosóficos vulcanos con los griegos clásicos y por lo tanto a los más salvajes terrestres con los romanos clásicos. En el caso histórico de los griegos y romanos, entre los dos fundaron lo que sería la forma más exitosa del Imperio Romano. En la serie, la unión de terrestres y vulcanos lleva cien años después del primer contacto a la formación de la "Federación de Planetas" en el año 2161. Todo esto empezó con un único evento, la creación por parte de Cochrane del motor warp, el inicio del "universo Star Trek".

Justamente en la película "primer contacto", los Borg atacan la tierra pero son vencidos por Picard y su gente. Entonces los Borg sobrevivientes viajan en el tiempo a un punto ideal para destruir a la raza humana: el momento del primer contacto. Justamente después del "fin del mundo" de la tercera guerra mundial. Cuando la Tierra es débil. Evitando el primer contacto, los Borg podrían esclavizar la Tierra sin interferencias. Picard y su nave espacial viajan al pasado, persiguiendo a los Borg para evitar este cambio en la historia. Por supuesto, encuentran a Cochrane, lo ayudan a hacer su primer e inaugural vuelo Warp, los vulcanos llegan a la Tierra y la edad de oro comienza.

La mitología está llena de estos ejemplos. El chamán que realiza una ceremonia de curación, mediante sus ritos, simboliza una vuelta al pasado, hasta el momento del origen de la enfermedad y al momento de la invención de su cura. Lo mismo con la tradición católica, se re-vive la última cena, la muerte y la resurrección de Cristo en cada misa. Acá Picard vuelve realmente al pasado para curar el presente, mediante la magia de la "tecnología". Por supuesto, no existen ni siquiera en teoría las famosas "partículas cronométricas" que se nombran en la película, en definitiva el viaje de Picard al pasado es tan mágico como el del más antiguo chamán Siberiano.

Acá tenemos varias cosas para destacar. Por un lado la intervención de seres sobrenaturales en la historia. En este caso los "ángeles" o "dioses" son los vulcanos, quienes representan una evolución para la humanidad. El héroe, en este caso son varios héroes. Por un lado el mítico Cochrane, un Prometeo moderno que si bien no "roba" el fuego a los dioses, simplemente lo inventa, y por eso los dioses deciden venir a la Tierra y ayudarnos.

Todo Star Trek es repeticion de este arquetipo: explorador, ingeniero, Cochrane viaja por las estrellas, encuentra nuevas civilizaciones. Como dice la presentación de cada capítulo de la serie original: "El espacio, la frontera final. Estos son los viajes de la nave espacial Enterprise, en su continua misión, explorar extraños nuevos mundos, buscar nuevas vidas y nuevas civilizaciones, ir temerariamente a donde ningún hombre fue antes." El encuentro con la civilizacion Vulcana inaugura una era mas lógica, de paz, mayor conocimiento y riqueza. Pero Cochrane es más bien un anti-héroe, borracho y rockanrolero, contrasta con la seriedad característica de los tripulantes del Enterprise. Es el arquetipo del "rey carnavalesco" que se encuentra en muchas tradiciones primitivas. El mensaje es claro: los héroes del futuro tienen el "defecto" de ser demasiado perfectos e irreales, a tal punto que incluso Cochrane les pregunta "¿no hacen pis en el siglo XXIV?" Este héroe mítico nos dice: cualquiera puede ser un héroe, con sólo hacer lo "correcto" en el momento correcto.

Otro héroe está "repartido" entre la tripulación del Enterprise. Este es el momento adecuado para empezar a hablar del famoso "camino del héroe". En First Contact el papel del Héroe está distribuido entre los diversos personajes principales. Fundamentalmente Picard, el capitán; Riker el primer oficial; y Data el oficial científico. Para abreviar, diremos que esta película sigue casi al pie de la letra la estructura propuesta por Campbell en "el héroe de las mil caras". Eso lo veremos con más detalle en una próxima nota. Lo interesante es que termina con lo que Campbell llama "apoteosis". Los personajes se transforman en dioses, o héroes míticos, así como Hércules fue convertido en dios después de cumplir con una serie de pruebas casi imposibles. Justamente la película termina con las bíblicas palabras "que así sea", cuando Picard ordena a su tripulación volver a su época de origen.

 

---------------------------------------[recuadro aparte]--------------------------------

Definición de Mito:

Personalmente, la definición que me parece menos imperfecta, por ser la más amplia, es la siguiente: el mito cuenta una historia sagrada; relata un acontecimiento que ha tenido lugar en el tiempo primordial, el tiempo fabuloso de los «comienzos». Dicho de otro modo: el mito cuenta cómo, gracias a las hazañas de los Seres Sobrenaturales, una realidad ha venido a la existencia, sea ésta la realidad total, el Cosmos, o solamente un fragmento: una isla, una especie vegetal, un comportamiento humano, una institución. Es, pues, siempre el relato de una «creación»: se narra cómo algo ha sido producido, ha comenzado a ser. El mito no habla de lo que ha sucedido realmente, de lo que se ha manifestado plenamente. Los personajes de los mitos son Seres Sobrenaturales. Se les conoce sobre todo por lo que han hecho en el tiempo prestigioso de los «comienzos». Los mitos revelan, pues, la actividad creadora y desvelan la sacralidad (o simplemente la «sobre-naturalidad») de sus obras. En suma, los mitos describen las diversas, y a veces dramáticas, irrupciones de lo sagrado (o de lo «sobrenatural») en el Mundo. Es esta irrupción de lo sagrado la que fundamenta realmente el Mundo y la que le hace tal como es hoy día. Más aún: el hombre es lo que es hoy, un ser mortal, sexuado y cultural, a consecuencia de las intervenciones de los seres sobrenaturales.

 

Mircea Eliade.

Mito y realidad.

---------------------------------------[recuadro aparte]--------------------------------

En la medida en que repite el sacrificio arquetípico, el sacrificante en

plena operación ceremonial abandona el mundo profano de los mortales

y se incorpora al mundo divino de los inmortales. Por lo demás,

lo declara en estos términos:

He alcanzado el Cielo, los dioses; ¡me he hecho inmortal!”

Mircea Elíade "El mito del eterno retorno"

 

---------------------------------------[recuadro aparte]--------------------------------

 

Bibliografía:

Mircea Elíade: La prueba del laberinto; Mito y realidad; El mito del eterno retorno; Lo sagrado y lo profano; Nacimiento y renacimiento

Joseph Campbell: El heroe de las mil caras

Vladimir Propp: Morfología del cuento

Diversos artículos de www.wikipedia.org

Bookmark and Share

Comentarios - 2

Daniel

2
Daniel - 26-10-2010 - 06:53:37h

Excelente análisis, muy acertado, no sólo desde la perspectiva del Héroe de las mil caras campbelliano, tema que dominas bien, sino desde el punto de vista de los simbolismos esotéricos "trekerianos", algunos de los cuales también pueden verse en algunos capítulos y películas de la serie original, especialmente la relación Kirk-Spock-McCoy que asemeja un poco la Aragorn-Legolas-Gimli y otras similares. El héroe enfrentándose a la razón lógica y al instinto jovial, dos partes necesarias de la vida. Y no olvidemos la muy simbólica película "El país desconocido" de ST donde al final matan a Dios. Si bien, por no herir suceptibilidades plantean la duda de que no es Dios, realmente no podemos estar seguros de que no lo fuera.

maxsamb

1
maxsamb - 14-07-2010 - 22:39:20h

Fernando, tu nota es muy exacta. Se agradece y se merece.
Saludos


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1989-8363