Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 21 de septiembre de 2018

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Insuficiencia Venosa

En la enfermedad venosa crónica, las válvulas en las venas de las piernas funcionan mal y la sangre fluye en la dirección opuesta (es decir, existe  reflujo venoso), se acumula sangre en las venas y ejerce una mayor presión venosa. En CerebroMedico tienes una información muy completa sobre esta patología, síntomas, diagnóstico y sobre todo tratamiento tanto conservador como médico .

 La acumulación de presión sanguínea causa los cambios característicos en las venas varicosas: estiramiento, torsión y abombamiento de las venas superficiales. Aunque la disfunción de las válvulas en las venas es la causa típica del aumento de la presión arterial venosa, otros factores también pueden contribuir, incluida la obstrucción de las venas (ejemplo son los  coágulos sanguíneos) y la contracción disminuida de los músculos de la pantorrilla (debido a la inmovilidad de las piernas).

 Cuando el aumento de la presión sanguínea venosa en las piernas ocurre como resultado de una trombosis venosa profunda, se denomina síndrome postrombótico. La inflamación puede desempeñar un papel en la progresión de la enfermedad Insuficiencia Venosa y contribuir a complicaciones tales como coágulos de sangre y úlceras en las piernas. La inflamación se debe en parte al daño en las paredes de las venas causado por el flujo sanguíneo turbulento, así como a la presión elevada dentro de las venas. Los estudios informaron niveles significativamente más altos de marcadores inflamatorios, como la proteína C reactiva (PCR) y la interleucina 6 (IL-6) en la sangre de la vena varicosa en comparación con la sangre sistémica. Los factores de riesgo para enfermedad venosa crónica y venas varicosas incluyen:

  1. Aumento de edad
  2. Sexo femenino
  3. Estatura Alta
  4. Herencia (antecedentes familiares de enfermedad venosa crónica)
  5. Hipertensión
  6. Antecedentes de trombosis venosa profunda en las piernas
  7. Embarazo
  8. Permanencia prolongada de pie o sentada
  9. Obesidad
  10. Sedentarismo

Síntomas

 Las primeras etapas de la enfermedad venosa pueden no causar ningún síntoma. A medida que la enfermedad avanza, pueden surgir varios síntomas que afectan las piernas, como pesadez, dolor, cansancio, picazón, calambres, hormigueo, hinchazón y dolor. Los síntomas empeoran más tarde en el día y se agravan por la menstruación, el calor y la parálisis por períodos prolongados.

Tratamiento

Existe tratamiento médico, pero algo muy importante es intentar "Evitar su aparición", evita el sedentarismo, realiza caminatas pequeñas (si trabajas muchas horas de pie), si trabajas sentada muchas horas, ponte de pie cada hora 2 minutos, lleva una dieta sana para evitar el sobrepeso y si es el caso, visita un especialista.

Insuficiencia Venosa

 

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias