Biblioteca Complutense

Salas de lectura

La Biblioteca pone a disposición de los usuarios distintas áreas para la lectura y el estudio, con diferente mobiliario, nivel de silencio y características, lo que permite satisfacer variadas necesidades y preferencias personales. Existen dos grandes salas de lectura, una en la primera planta y otra en la segunda, con un total de 577 puestos de lectura (129 puestos al comienzo del curso 2021-22 para respetar la distancia de seguridad entre lectores de 1,2 metros que aún exige el protocolo en Bibliotecas).



Sala de lectura de la 1ª planta

Cuenta con 73 puestos de lectura (con enchufes), 17 ordenadores y 8 sillones de descanso (ubicados en el vestíbulo), un escáner aéreo y una fotocopiadora. (12 puestos al comienzo del curso 2021-22 para respetar la distancia de seguridad entre lectores de 1,2 metros que aún exige el protocolo en Bibliotecas.,Disponibles 11 puestos con ordenador)

Para facilitar el préstamo existe una máquina de autopréstamo y autodevolución.

En este espacio se puede acceder a parte de la colección: revistas, películas y música escénica.

 

       

 

Sala de lectura de la 2ª planta

Cuenta en total con 504 puestos de lectura (128 de ellos con enchufes) y dos ordenadores para consultar el catálogo. (117 puestos al comienzo del curso 2021-22 para respetar la distancia de seguridad entre lectores de 1,2 metros que aún exige el protocolo en Bibliotecas. Disponibles 32 puestos con enchufe)

En la mitad sur de la sala se encuentra la Sala Psilenciosa, un espacio con 360 puestos de lectura destinado al estudio individual en silencio, pues está aislada del ruido que puedan generar el tránsito de personas en torno a las escaleras y área de libre acceso, el mostrador, o las salas de trabajo en grupo.

En este espacio se puede acceder a la colección de libre acceso (31.000 ejemplares de monografías y manuales) y a las obras de referencia (diccionarios, enciclopedias, directorios, etc.)

Para facilitar la localización de los libros, las estanterías están numeradas y señalizadas con carteles que indican las materias de los libros que albergan.