Biblia hebrea (1482)

 

Biblia. A.T. Hebreo

Biblia hebrea
1482

BH MSS 2

 

Enlace al catálogo y al texto completo

La Biblia hebrea BH MSS 2 procede de la colección del converso Alfonso de Zamora (ca. 1474-ca. 1545), profesor de hebreo en Salamanca y Alcalá de Henares, y fue utilizada por el equipo del cardenal Cisneros para la composición del texto hebreo de la Biblia Políglota Complutense debido a su excelente calidad textual. Se trata de una Biblia completa, escrita sobre pergamino avitelado y formato mediano, fechada en Tarazona en 1482. Presenta bellas iluminaciones al comienzo de cada libro bíblico, con la primera palabra o letra en dorado, encuadrada en viñetas en oro y colores, salvo en algunos casos en los que se ha recortado la decoración.

El códice BH MSS 2 fue escrito en letra cuadrada sefardí para uso del propio copista, como indica el colofón. Éste se refiere a la Biblia como miqdashyah (santuario), uno de los términos utilizados para referirse a los manuscritos bíblicos, derivado de identificar las Biblias con el templo; aparece con frecuencia entre los judíos sefardíes y se utiliza en otras Biblias de los siglos XIV y XV. Se completa el manuscrito con la megillah (rollo) de Antíoco al final del códice. El texto está dotado de vocalización y acentuación tiberienses, con masora parva en los márgenes intercolumnales y magna en los márgenes superior e inferior, como es habitual en las Biblias de tipo masorético. Presenta bellas iluminaciones al comienzo de cada libro bíblico, con la primera palabra o letra en dorado, encuadrada en viñetas en oro y colores, salvo en algunos casos en los que se ha recortado la decoración. En ocasiones la masora magna se prolonga en forma de ornamentaciones geométricas, como es usual en otros manuscritos sefardíes. El orden de los libros bíblicos difiere de otros manuscritos tiberienses y coincide con el usual en las Biblias medievales copiadas en Sefarad. El texto está escrito a dos columnas, y las parashiyyot (sing. parashah, perícopa del ciclo anual) se indican al margen por medio de la letra peh o de la abreviatura parash, respetándose los espacios en blanco reglamentarios de las secciones abiertas y cerradas.

Alfonso de Zamora, quien utilizó la Biblia, deja constancia del uso que hizo del códice indicando en tinta roja el nombre latino de los libros bíblicos en abreviatura, el número de cada capítulo y alguna otra anotación. Al final del códice añade de su mano un segundo colofón, fechado el primero de marzo de 1520, en el que se lamenta de su estado de ánimo y de la soledad en la que se encuentra.

La encuadernación es del siglo XVI, de piel con broches, con el escudo de la antigua Universidad Complutense, de donde procede el manuscrito, grabado en oro.

MÁS INFORMACIÓN:

Estudio elaborado por Teresa Ortega (versión española e inglesa). 

 

(Volver a la portada)