Viage a Constantinopla

José Moreno 

Viage a Constantinopla, en el año de 1784
Madrid : en la Imprenta Real, 1790

BH FOA 750

Enlace al catálogo y al texto completo

Tras la firma del Tratado de Paz entre España y la Sublime Puerta Otomana en 1782, tras varios siglos de constantes luchas por la supremacía del Mediterráneo, el rey Carlos III envió como embajador real al comandante de marina Don Gabriel Aristizabal quien, al mando de una escuadra con dos navíos, el Triunfante y el San Pascual, el bergantín Infante y la fragata Santa Clotilde, realizó en 1784 un viaje que pretendía "abrir los mares de Levante a los españoles" y asegurar el comercio español en el Mediterráneo.

Fruto de este viaje y por encargo del conde de Floridablanca es la publicación, en 1790, de la obra Viage a Constantinopla, escrita por el académico y secretario de S. M. Don Jose Moreno. Se basó para su redacción en obras contemporáneas sobre el imperio Turco además, sobre todo, de los Diarios de navegación del propio Don Gabriel de Aristizabal alguno de los cuales, el manuscrito II-1051 conservado en la Biblioteca de Palacio Real por ejemplo, es de una gran belleza pues está lleno de preciosas ilustraciones.
El resultado es una descripción documentada del viaje y una buena exposición de los monumentos y curiosidades de la ciudad de Constantinopla. Está lleno, además de observaciones sobre la política y costumbres de los turcos siendo una de las pocas obras publicadas en España sobre Turquía en el siglo XVIII.

La edición se encargó a la Imprenta Real quien llevó a cabo un libro muy cuidado en gran folio, buen papel y con numerosos grabados a cargo de los artistas grabadores de la Real Calcografía entre los que destacan los que muestran el Estrecho de los Dardanelos, el Mar de Mármara, las fortalezas de esa costa tanto en Europa como en Asia, el plano del canal del Bósforo con representaciones de los castillos existentes a los márgenes, imágenes de turcas vestidas con lujosos trajes al gusto del orientalismo incipiente, el plano de Constantinopla y sus principales monumentos como la mezquita de Santa Sofia, la mezquita de la sultana Validé, el Serrallo, el Arsenal, etc.

La obra se completa con el relato de otro viaje realizado en 1788, comandado por el Brigadier de la Real Armada Felipe López de Carrizosa, que acompañó a una embajada de Marruecos a Constantinpla y que, a su vuelta, reconoció las costas de Chipre y las costas llamadas sirias, hoy libanesas e israelitas describiendo ciudades como Beirut, Trípoli, Sidón o Acre.

MÁS INFORMACIÓN:

"Un viaje a Estambul desde la Biblioteca Histórica". Noticia en Folio Complutense.